Se da un paso para la igualdad salarial en el fútbol estadounidense, pero tuvo que llegar una presidenta para lograrlo

Desde 2016 estamos llevando en Tercera Vía una cobertura regular del auge del fútbol femenil en México, con énfasis en la disparidad de condiciones laborales entre hombre y mujeres.

Más allá de los sueldos, se han documentado en varios medios los tratos indignos (si bien no siempre machistas) entre atletas que supuestamente están en una misma liga profesional, solamente dividida por género binario.

Por ejemplo, está el famoso caso de las jugadoras que fueron premiadas con iPads mientras sus pares hombres del mismo equipo recibían jugosos monos.

Y en temas laterales, está el necio editor de Cancha (y algún columnista de diario deportivo) que sexualizan gratuitamente a las jugadoras en sus criterios editoriales.

En EEUU, al menos, comienzan a cambiar las cosas ya que un demanda contra la liga nacional resultó exitosa y habrá acercamiento paridad en salarios.

Leemos en ESPN:

Las jugadoras de la selección nacional femenil de Estados Unidos (USWNT) llegaron a un acuerdo por un total de 24 millones de dólares en su demanda colectiva por igualdad salarial contra la Federación de Futbol de Estados Unidos (USSF, por sus siglas en inglés), anunciaron las dos partes el martes.

Al resolver la demanda, las jugadoras recibirán un pago global de 22 millones de dólares. Esta cantidad se distribuirá de la manera propuesta por las jugadoras de la selección femenil y aprobada por el Tribunal de Distrito.

_____

_____

Ojo ahí, ya que es un pequeño paso ya que la paridad real y sonante vendrá hasta torneos futuros, y no será al parecer en la próxima Copa del Mundo si bien se mejora la situación.

La federación estadounidense, a pesar de lo que podría parecer un anuncio a favor de la igualdad de remuneración, en realidad es una especie de villano. Dice la nota:

El viaje se presentó con algunos baches significativos en el camino: en un momento, se desestimó la parte de la demanda de pago igualitario, lo que obligó a las jugadoras a apelar, pero al final las jugadoras salieron con una cantidad considerable de dinero, incluso cuando el acuerdo cantidad era menor de lo que pedían las jugadoras.

Trasciende que la negativa de la liga americana se dio bajo la tutela de un hombre y este paso se da solo con una mujer al frente: Cindy Parlow.

Parlow fue electa presidenta de la U.S. Socer Federation, en una continuidad de su cargo durante 2021.

De hecho, era vicepresidenta desde 2018 y suplantó a Carlos Cordeiro (entonces presidente y su rival en 2022) ya que irónicamente tuvo que dejar el cargo debido a la demanda y apelación de las jugadoras pór su machismo.

¡Bien jugado!


Vídeo Recomendado




Previo

Germán Silva, el atleta mexicano que fue de Tijuana a Tulum corriendo durante cuatro meses

Siguiente

El movimiento kurdo y la Larga Marcha por la libertad de Abdullah Öcalan

Sin comentarios

Deja un comentario