Rescatando las aportaciones de las mujeres en la música


Escucha nuestro podcast



La plataforma digital Présence Compositrices rescata las obras de más de 700 compositoras para redescubrir a artistas eclipsadas durante mucho tiempo en el ámbito de la música. Desde Francesca Caccini en el siglo XVII hasta Camille Pépin en el XXI, en esta web se pueden encontrar referencias de más de 4000 composiciones de 60 países.

Bautizada ‘Demandez à Clara’ (Pregunten a Clara), en referencia a Clara Schumann –brillante pianista, compositora y esposa del compositor– la web gratuita se inauguró en junio por un equipo dirigido por Claire Bodin, al frente del festival Presencias femeninas, consagrado a las compositoras de ayer y de hoy. «No escuchamos música de compositoras, o lo hacemos en tan contadas ocasiones que no la recordamos», dice Bodin.

Camille Pépin. /AFP
Camille Pépin, una de las grandes compositoras del Siglo XXI

«Mamamos la idea del genio del gran compositor, siempre un hombre, sin preguntarnos nunca por el repertorio de las compositoras» Claire Bodin


Este proyecto hasta el momento aloja información de 4.662 obras de 770 compositoras de 60 nacionalidades entre 1618 y 2020. Prevé agregar otras 4.000 obras, entre ellas las de Hildegarde de Bingen (1098-1179), santa católica y una de las primeras compositoras conocidas.

En la web se pueden hacer búsquedas en un sencillo menú que incluyen campos como instrumento, nacionalidad y duración.

Permite buscar por nombre, título, instrumento, país o época. Entre las más antiguas, las italianas Francesca Caccini –primera compositora de una ópera–, Isabella Leonarda y Barbara Strozzi, una de las primeras compositoras profesionales, o la francesa Elisabeth Jacquet de la Guerre. El trabajo de investigación empezó en 2006 «y no se ha llevado a cabo por ser un asunto de moda».

«No se trata de reescribir la historia ni de programarlas porque sean mujeres para tener la conciencia tranquila, sino de enriquecer el repertorio, porque hay un auténtico interés artístico», explica Bodin, clavecinista que dejó de lado su carrera para consagrarse a estos proyectos. Cree que no programar a las compositoras «es un obstáculo importante para la difusión de sus obras».

Con información de Présence Compositrices y La Verdad


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

¿En verdad es más probable morir por COVID-19 si se padece obesidad o tabaquismo?

Siguiente

Histórico: Congreso de Oaxaca prohíbe que niños compren bebidas azucaradas

Sin comentarios

Deja un comentario