La consulta por el Nuevo Aeropuerto de México incluiría una opción que ha sido calificada como inviable

Mientras algunas decisiones del próximo gobierno federal serán por la voluntad del presidente, otras que fueron promesa de campaña serán puestas a consulta. Hoy nos enteramos que el debate del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no será resuelto por un panel de expertos o investigación técnica a detalle sino que habrá una consulta popular para el mes de octubre, de acuerdo a la propuesta para ocupar la titularidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Las opciones son estas

  • Que siga con la construcción en Texcoco.
  • Que la obra de Texcoco sea parada pero que se usen dos pistas en la base militar de Santa Lucía.

Con su usual retórica, Andrés Manuel López Obrador batea un tema polémico dejando en manos de la ciudadanía la decisión, aunque la mayoría de nosotros no tengamos la instrucción técnica para saber qué es lo mejor pero -según el presidente electo- se quiere que “se refleje el sentir de los mexicanos”.

La opción de Santa Lucía sería solamente si se conserva el actual aeropuerto de la Ciudad de México y es una de las dos opciones que se pondrá a consulta, pero al mismo tiempo el mismo declarante (Javier Jiménez Espriú) plantea que no es viable tener ambos aeropuertos operando y que la investigación tardaría cinco meses. Esto a pesar de que ya se quiere tener a votación el tema en menos de dos meses: para octubre.

Es decir: se pondrá a consulta una opción de la cual sus proponentes todavía tienen dudas y estas no serían resueltas sino tres meses después de haber sido ejecutada la consulta. En la misma rueda de prensa donde se dieron estas declaraciones, el presidente electo usó frases jocosas para plantear la idea de la consulta popular.

Leemos en La Jornada la declaración de AMLO y argumentos a favor y en contra de las opciones establecidas, incluída de la que aún se duda:

Voy a pedirle al pueblo de México que me ayude a deshacer el entuerto, como dijo el Quijote”, expresó López Obrador durante la conferencia de prensa ofrecida esta mañana. Es un tema que heredamos, subrayó.

Respecto de Santa Lucía, una ventaja es que su costo ascendería a 70 mil millones de pesos, y se fortalecería un sistema de aeropuertos en el valle de México al contar con dos terminales. Sin embargo, la operación simultánea de los aeropuertos no es viable, de acuerdo con un dictamen elaborado por Mitre, un organismo especializado que depende del Instituto Tecnológico de Massachusetts.


Las ventajas de continuar con Texcoco serían su cercanía con la Ciudad de México, la posibilidad de que se convierta en una terminal multimodal; que el gobierno federal ya cuenta con un terreno, que la obra está financiada al 75 por ciento y el resto se puede pagar con el cobro de tarifa por uso de aeropuerto (TUA) que pagan los usuarios, y que la obra ya tiene un avance del 31 por ciento. En contra opera el hecho de que el costo se ha elevado de 169 mil millones de pesos, previstos en 2014, a 300 mil millones de pesos.


Vídeo Recomendado



Previo

"El VIH no es una fiesta": El mensaje de Madonna a su audiencia en 1989

Siguiente

La fiesta de Ocotlán

3 comentarios

  1. […] La consulta por el Nuevo Aeropuerto de México incluiría una opción que ha sido calificada como in… […]

  2. […] rematar, está la información de que actualmente se considera inviable hacer un aeropuerto común en Santa Lucía por el tema del tráfico con el aeropuerto de la CDMX […]

  3. […] comprometió con el proyecto Santa Lucía, con todo y lo inviable de su condición, según algunos […]

Deja un comentario