Los problemas de la educación superior en México.

México ha logrado un objetivo importante en materia de educación al cumplir la cobertura universal a nivel primaria. Hoy en día la mayoría de los niños en el país asiste a un centro escolar. Sin embargo, estos resultados no se han dado en el nivel superior de educación. Por el contrario, México cuenta con una cobertura universitaria bastante baja, así como también un problema fuerte en el número de personas que terminan sus estudios de licenciatura.

De acuerdo con el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE) de la UNAM, sólo 3 de cada 10 mexicanos entre los 19 y 23 años de edad tiene acceso a la educación superior. En el presente año, más de 128 mil alumnos realizaron su examen de ingreso a la UNAM, de los cuales más de 117 mil se quedaron fuera. Esto equivale a que sólo el 36% de los jóvenes en el país se encuentra estudiando en la universidad. De acuerdo con datos de la Organización para el Crecimiento y el Desarrollo Económico, México es de los países con una de las matrículas más bajas a nivel licenciatura dentro de los países miembros de esta organización.

El problema en este nivel educativo no termina una vez que la persona ingresa a la universidad. Una vez dentro, el número de personas que no terminan sus estudios es sumamente alto. Con base en información de la OCDE, sólo el 25% de los estudiantes que comienzan una carrera universitaria la terminan. Dentro de todos los jóvenes que estudian en la universidad, casi 5 de cada 10 terminarán por dejar sus estudios. De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Juventud 2013, el 20% de los jóvenes universitarios dejan sus estudios para ayudar en el sostenimiento económico de sus hogares, mientras que un 16% deja la escuela por aburrimiento.


Otro fenómeno que se da mucho a nivel superior es la gran cantidad de alumnos que tardan más del tiempo estipulado en terminar sus estudios. Si bien las Universidad públicas han cambiado sus reglamentos para sacar a los llamados “fósiles” de las aulas universitarias, hasta la fecha aún existen más de 17 mil estudiantes en esta condición.

Desafortunadamente, el problema de la educación superior no termina una vez que los alumnos egresan. La mala educación y preparación que reciben dentro de las universidades es uno de los principales retos que se tiene en este nivel educativo. Más del 50% de los egresados universitarios reprobaron en 2013 el Examen General de Egreso a la Licenciatura que aplica el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior. Solamente el 10% de los estudiantes salieron con nota sobresaliente y únicamente el 1% con resultados excepcionales. Estos resultados muestran el bajo nivel educativo de las personas que terminan sus estudios universitarios tanto en escuelas públicas como privadas.

Si bien México ha avanzado en la educación básica en el país, nuestro nivel superior sigue teniendo grandes rezagos. Que sólo 13 estudiantes que terminan la primaria puedan cursar estudios universitarios, demuestra el gran vacío que se tiene en el país entre estas dos etapas educativas. Es necesario que los gobiernos creen los puentes o lazos necesarios entre el comienzo y el final de los estudios de los mexicanos. Mientras más estudiantes logren cursar y terminar sus estudios universitarios mejores oportunidades tendrán los mexicanos y mexicanas. Además, es necesario que los centros de educación superior ofrezcan educación de calidad para hacer de los egresados personas competitivas en el mercado laboral. Si el problema de la educación superior no es resuelto, los efuerzos para garantizar educación a los niños y niñas del país habrá sido un fracaso.


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

¿Qué características comparten las personas más ricas de Europa?

Siguiente

Jueves de plumas ligeras

Sin comentarios

Deja un comentario