Las Medias Rosas: El equipo femenil mexicano que impuso récord de home runs

El norte del país tiene una característica peculiar: su deporte preferido no es el soccer sino el béisbol, tan es así que 8 de las 31 escuelas registradas en la liga mexicana de menores se encuentra en Chihuahua y es ahí donde las Medias Rosas, un grupo de niñas, lograron romper con todos los tabúes y con un récord en especial: 17 home runs en una temporada, más que cualquier equipo varonil.

A falta de liga femenil, las Medias Rosas se enfrentan a varones…y al machismo deportivo


Publicidad

De acuerdo al reportaje de Animal Político, el camino no fue fácil ya que en primer lugar su entrenador, Jaime Cervantes, papá de una de las niñas empezó entrenando a 8 niñas, a las que les dio un “carrillón” para que no volvieran la siguiente semana, sin embargo, el efecto fue contrario, después llegaron 15 niñas, luego 40 y ante la cantidad de inscritas hubo que cerrar grupo. Por éxito.

En el desarrollo deportivo del país existe una realidad, este deporte se suele estereotipar como solo para los hombres, sin verdaderos espacios competitivos para que las mujeres practiquen béisbol. para ellas es el softbol soccer o voleibol. Sin embargo, las Medias Rosas y la Liga Femenil MX están enviando mensajes claros para romper esos techos de cristal.

Jaime Cervantes, el entrenador y papá de una de las jugadoras, reflexiona sobre esas brechas de género que invaden las propias familias:

“Yo fui beisbolista profesional toda mi vida. Ahora tengo 49 años, y me retiré de mi juego para dedicarme a mi negocio, que es la ebanistería, y porque quería tener tiempo para impulsar a mis hijos varones en este deporte, y no hice lo mismo con mi hija: para llevarlos a ellos a sus prácticas sí tenía tiempo, pero para llevarla a ella a las actividades que le interesaban, siempre me faltaba tiempo, la llevaba a las primeras prácticas y luego, por algo, yo ya no podía. Hasta que un día me reclamó, cuando tenía 13 años, que a ella no le ponía yo la misma atención, y tenía toda la razón.

A partir de ahí empezó el proyecto de Medias Rosas.

Derivado del éxito de las Medias Rosas, algunas fundaciones han encabezado otros proyectos para sensibilizar a managers sobre la brecha de género y se han lanzado convocatorias para integrar equipos de béisbol mixtos en las ligas menores de México.

Más info en Animal Político

Previo

El 48% de los bosques de Centroamérica son defendidos por pueblos indígenas

Siguiente

Un alud de poesía inunda la CDMX: 'Vértice en el tiempo. Reunión de poetas 2018'