¿Por qué se quedó el Canal 22 sin defensor de audiencia (y porqué esta figura es importante)?

Fue en marzo de este año que el maestro Francisco Prieto finalizó su periodo como Defensor del Televidente de Canal 22. Debido a esto y en acuerdo a lo establecido en la ley, el canal comenzó con un mecanismo interno para que una Comisión Honoraria designara al nuevo titular de esta figura. El maestro Gabriel Sosa Plata, quien por dos años ostentó el mismo puesto en Noticias MVS, fue el elegido; el mismo canal hizo pública la decisión en septiembre a través de un comunicado.

El problema la Secretaría de Hacienda y Crédito Público advirtió a Canal 22 sobre la imposibilidad realizar contrataciones adicionales por honorarios para todo tipo de servicios profesionales al final de los ejercicios presupuestarios del año. Al no tener canal 22 contemplado dentro de su estructura este puesto, el pago de estos servicios se hace a través de recibos de honorarios, por lo que la contratación e inicio de actividades de Sosa Plata quedó a la expectativa.

Al ya haber sido nombrado, el nuevo Defensor solicitó que la audiencia fuera informada al respecto, ya que cerca de cuatro meses de solicitudes habían quedado sin atender. El canal se negó, por lo que Sosa hizo pública la situación que se difundió a través de algunos medios de comunicación y organizaciones como la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) y la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC).

Ante la respuesta dentro de círculos académicos y parte la la opinión pública, el canal optó por “destituir” a Sosa Plata del puesto y programar un nuevo proceso de elección para el ejercicio presupuestal 2017.

Pero… ¿qué es y para qué sirve un Defensor de las Audiencias?

Empecemos con una pregunta, ¿cuántas veces te has sentido directamente aludido y/o agredido por algún contenido en algún medio de comunicación o el mismo medio en sí?. Puede que la información que brinden sea errónea, tendenciosa o incompleta, que suspendan tu programa favorito sin previo aviso, que transmitan o difundan mensajes que inciten al odio, promuevan estereotipos o vulneren minorías.

Ahora, ¿qué pasaría si te dijéramos que la ley establece que exista una figura que se encargue de mediar entre el medio y tus quejas y/u observaciones?. Esta figura es la denominada “Ombudsman” o Defensor e idealmente tendría como función recibir, investigar y dar respuesta a las quejas del público con el fin de mediar y hacer recomendaciones para un mejor tratamiento de la información, promover la diversidad y estrechar los vínculos con las audiencias para que de verdad se sientan representadas en los medios de comunicación.

Desde 2013 el artículo décimo transitorio de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y radiodifusión señala que todo medio público deberá contar con un defensor de sus audiencias que supervise la calidad de sus contenidos. Aunque el Instituto Federal de Telecomunicaciones no ha publicado los lineamientos de los derechos de las audiencias, donde tendrían que establecerse los plazos para que los concesionarios implementen la figura.

A pesar de esto, Canal 22 fue un ejemplo de la radiodifusión pública al ser el primer medio de comunicación en México en implementar la figura. Desde 2007 fue adoptada esta política para que las audiencias participaran de manera más activa en la constitución de un canal televisivo verdaderamente público, esto de acuerdo con los criterios que el propio Canal ha establecido en su Código de Ética.

Previo

Día 3 y 4 en Cuba: Los funerales de Fidel Castro

Siguiente

En Edomex: Policías agreden, violentan e intimidan a reportera de Reforma