Esto es lo que debemos hacer para frenar el colapso ambiental

Como bien dice Greenpeace “ese lugar donde vives, te levantas, transitas, comes y respiras”. Sin embargo; la pérdida de suelo, la sobreexplotación de especies, el cambio climático, la contaminación por plásticos, la sobrepesca, la destrucción de las profundidades marinas, la destrucción de bosques para plantar soja o poner macrogranjas, las emisiones contaminantes por parte de la industria, las energéticas dilapidando los combustibles fósiles contaminando sin parar, son solo ejemplos de cómo estamos destruyendo la Tierra. Y no hay greenwashing que maquille esto.

Por esta razón, Naciones Unidas ha lanzado un breve comunicado titulado “Cuidar Nuestra Madre Tierra”, donde se lle lo siguiente: La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales, las inundaciones y otros eventos climáticos han afectado a millones de personas. Aún a día de hoy nos enfrentamos al COVID -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.

Todavía estamos a tiempo de reducir los gases de efecto invernadero y con ello evitar un calentamiento global que afectará de manera negativa todos nuestros ecosistemas | Crédito: Greenpeace

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden acelerar el ritmo de destrucción del planeta.

Este día de la Madre Tierra es el primero que se celebra dentro del Decenio de la ONU para la Restauración de Ecosistemas. Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Restaurar aquellos que están dañados ayudará a acabar con la pobreza, a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva. Pero sólo lo conseguiremos si todo el mundo pone de su parte.

Recordemos hoy más que nunca en este Día Internacional de la Madre Tierra que necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Promovamos la armonía con la naturaleza y la tierra. ¡Únete al movimiento mundial para restaurar la madre Tierra!

El diagnóstico y los planes científicos para detener la crisis

También en el portal de la ONU, se puede descargar y revisar un informe titulado “Hacer las paces con la Naturaleza”. En el se pueden leer los siguientes puntos clave:

_____

_____

  • Los cambios ambientales están socavando los logros en materia de desarrollo que tanto ha costado conseguir, ya que acarrean costes económicos y millones de muertes prematuras al año. Asimismo, impiden que se avance en aras de la erradicación de la pobreza y el hambre, la reducción de las desigualdades y la promoción de un crecimiento económico sostenible, el trabajo decente para todos, y unas sociedades pacíficas e inclusivas.
  • El bienestar de los jóvenes de hoy y de las generaciones futuras depende de una ruptura urgente y clara con las tendencias actuales de deterioro del medio ambiente. Los diez próximos años son cruciales. La sociedad debe reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 45% de aquí a 2030 en comparación con los niveles de 2010 y alcanzar las cero emisiones netas en 2050, a fin de limitar el calentamiento a 1,5 °C en consonancia con el Acuerdo de París y, al mismo tiempo, conservar y restaurar la biodiversidad y minimizar la contaminación y la generación de desechos.
  • A fin de lograr la sostenibilidad, las emergencias ambientales de la Tierra y el bienestar humano deben abordarse de forma conjunta. Es menester armonizar la elaboración de los objetivos, metas, compromisos y mecanismos de los principales convenios ambientales y su aplicación para que sean más sinérgicos y eficaces.
  • Los sistemas económicos, financieros y productivos pueden y deben transformarse para dirigir e impulsar el cambio hacia la sostenibilidad. La sociedad debe incluir el capital natural en la toma de decisiones, eliminar los subsidios perjudiciales para el medio ambiente e invertir en la transición hacia un futuro sostenible.
  • Todo el mundo tiene un papel que desempeñar para conseguir que los conocimientos, la inventiva, la tecnología y la cooperación de los seres humanos pasen de estar al servicio de la transformación de la naturaleza a servir a la transformación de la relación de la humanidad con la naturaleza. La gobernanza policéntrica es clave para que la gente pueda expresarse y actuar de un modo responsable desde el punto de vista ambiental, sin dificultades ni sacrificios personales indebidos.
El Panel Internacional para el Cambio Climático (IPCC) ha publicado un amplio documento con soluciones científicas para la crisis climática | Crédito: Greenpeace

El día de la Tierra se celebra desde 1970, cuando 20 millones de personas en Estados Unidos salieron a las calles a protestar por lo que consideraban una crisis ambiental: derrames de petróleo, el smog y la contaminación de los ríos. Gracias a este movimiento, al trabajo de numerosas ONG, de científicos y científicas, se han aprobado numerosas normativas que han ido protegiendo los ecosistemas y las especies de la Tierra, sin embargo sigue habiendo datos negativos

Y a pesar de los datos, aún hay personas, industrias y políticas, que siguen mirando para otro lado. ¿Para dónde? ¿Hacia otro planeta? Es evidente, tenemos dos opciones; o bien nos montamos en una nave espacial y nos buscamos otro planeta, tipo Battlestar Galáctica o Don’t Look Up o nos arremangamos y tal como dicen las personas expertas de Naciones Unidas en el Cambio Climático, actuamos.

Está claro que es necesario un cambio de modelo para seguir viviendo. Para ello necesitamos tomar acciones como personas consumidoras y, tal y como dice el último informe del IPCC, tomar medidas como transformar nuestra dieta reduciendo la ingesta de carne y aumentado los  alimentos de origen vegetal, acabar con el desperdicio alimentario y reducir nuestro consumo, transformándolo en alternativas de una verdadera economía circular. Decrecer para crecer en sostenibilidad.

Con información de Naciones Unidas y Greenpeace

 

 


Vídeo Recomendado



Previo

En peligro de extinción una de cada cinco especies de reptiles

Siguiente

Continúa investigación por asesinato de alumno de UG; hay otro detenido

Sin comentarios

Deja un comentario