Pueblos de Oaxaca se unen contra megaproyecto de empresa Francesa

La Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT) exigió a las autoridades que respeten la suspensión de plano otorgada a la comunidad de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, contra el proyecto eólico Gunaa Sicarú, de la empresa Energies Nouvelles Group (EDF-Energía de Francia).

Esta comunidad del Istmo interpuso en octubre de 2020 una demanda ante una corte judicial de Francia, con la que buscaba determinar la responsabilidad de la empresa en abusos a los derechos humanos de esta población, convirtiéndose así en la primera acción legal de su tipo iniciada por una comunidad indígena de las Américas.

De acuerdo con organizaciones internacionales defensoras de derechos humanos, como Amnistía Internacional, la Ley sobre el deber de vigilancia de transnacionales de Francia obliga legalmente a las casas matrices y empresas contratistas de ese país “a identificar y evitar los abusos contra los derechos humanos y el medio ambiente resultantes no sólo de sus propias actividades, sino también de las de las empresas que controlan, así como de las actividades de sus subcontratistas y proveedores con que mantienen relaciones comerciales establecidas”.

Independientemente de esta acción, los pueblos de la Asamblea recordaron que con la suspensión de plano, otorgada por unanimidad el pasado 6 de septiembre, se ordena a las autoridades responsables de otorgar permisos que se abstengan de ejecutar actos sobre las tierras de uso común, con motivo de los trabajos relativos a la construcción del parque Gunaa Sicarú en Juchitán y sus anexos (Santa María Xadani, Unión Hidalgo, Chicapa de Castro, Espinal y La Ventosa).

Rechazo del Tribunal Francés y otro intento de consultas amañadas

Las comunidades explicaron que, ante la decisión del Tribunal Civil de París, Francia, de desestimar por motivos de formalidad procesal la solicitud de suspensión del parque eólico Gunna Sicarú el pasado 1 de diciembre, la autoridad municipal de Unión Hidalgo solicitó a la Secretaría de Energía la reanudación de la consulta indígena sobre el megaproyecto.

Además de que las comunidades que han emprendido acciones para detener el megaproyecto, saben que las consultas son un recurso legaloide que se ha utilizado en tiempos de la “cuarta transformación” para imponer proyectos y validar la continuidad de la política del despojo, señalan que la realización de una consulta contravendría la suspensión otorgada por el tribunal colegiado de Oaxaca del décimo tercer circuito, por lo que la APIIDTT reafirmó que ni las autoridades ni la empresa EDF «puede iniciar ningún tipo de acción sobre el parque eólico», por lo que exigió que se respeten los recursos legales interpuestos por las comunidades para defender su territorio.

_____

_____

A continuación el comunicado completo:

A los medios de comunicación
A la opinión pública

El pasado primero de diciembre de 2021, el Tribunal Civil de París, Francia desestimó por motivos de formalidad procesal la solicitud de suspensión del parque Eólico “Gunna Sicarú”, de Comuneros de Unión Hidalgo interpuesta en ese país. Ante este anuncio la autoridad municipal de Unión Hidalgo César Carrasco Vicente, por medio de un oficio, solicitó a la Secretaría de Energía la reanudación de la Consulta Indígena con el argumento de que el estado de Oaxaca y el Istmo de Tehuantepec ya presentan semáforo verde para poder realizar la Consulta.

En el caso de este parque eólico, que pretende instalarse en tierras comunales de Juchitán de Zaragoza, existen dos suspensiones que impiden a la empresa poder realizar cualquier acción sobre los terrenos comunales. La primera, otorgada desde el 05 de mayo de 2018, se ejecuta en la suspensión de la Manifestación de Impacto Ambiental; y la segunda, es la suspensión de plano, que el pasado lunes 6 de septiembre de 2021 el tribunal colegiado de Oaxaca del décimo tercer circuito, otorgó por unanimidad la comunidad agraria de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca y sus anexos, Santa María Xadani, Unión Hidalgo, Chicapa de Castro, Espinal y La Ventosa.

La suspensión de plano al amparo 302/2020 con fundamento en el art. 126 de la Ley de Amparo, presentado por comuneros de la comunidad agraria de Juchitán sobre el proyecto eólico Gunaa Sicarú, de la empresa Energies Nouvelles Group (EDF-Energía de Francia), precisó a las autoridades responsables de otorgar permisos se abstengan de ejecutar actos sobre las tierras de uso común, con motivo de los trabajos relativos a la construcción de un campo eólico denominado Gunaa Sicarú. Las suspensiones mencionadas, confirman que se ha tenido que recurrir a juicios para defender nuestro territorio y que ninguna autoridad puede, en este momento, autorizar la realización de acción alguna en los terrenos comunales de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.

Así mismo exigimos a las autoridades respeten y hagan respetar la suspensión de plano otorgada por el Tribunal Colegiado; y además exigimos que cesen las amenazas y el hostigamiento a los comuneros y defensores del territorio en el Istmo de Tehuantepec, y se otorguen las garantías y la protección para ejercer nuestro derecho a la libre determinación.

NO ES ENERGÍA VERDE SI ES PARA LAS GRANDES INDUSTRIAS
NO ES DESARROLLO, ES DESPOJO

NUNCÁ MÁS UN MÉXICO SIN [email protected]
POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGRAL DE NUESTRAS PUEBLOS
NUESTRA LUCHA ES POR LA VIDA

¡EL ISTMO ES NUESTRO!

Atentamente
Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio
(APIIDTT)

Con información de Desinformémonos y El Universal


Vídeo Recomendado




Previo

Caso Ayotzinapa: Obispo Vera responsabiliza a los tres niveles de Gobierno

Siguiente

La sabiduría en los elefantes: Los más longevos tranquilizan a los jóvenes

Sin comentarios

Deja un comentario