Tomás Rojo: Organizaciones de todo el mundo exigen aparición del defensor Yaqui

Tomás Rojo Valencia, junto con Mario Luna, encabezó en 2012 la llamada “guerra por el agua” en Sonora que se desató cuando el gobierno del estado, a cargo del panista Guillermo Padrés Elías, anunció la construcción del acueducto Independencia para llevar el líquido desde la cuenca del río Yaqui hacia Hermosillo.

Organizaciones civiles, nacionales y extranjeras, así como activistas y familiares manifestaron repudio por la desaparición del vocero de la etnia yaqui, cuyo paradero se desconoce desde la mañana del jueves 27 de mayo, y exigieron a las autoridades sea presentado con vida.

Sus familiares denunciaron que su desaparición «es un acto más de intimidación y de hostigamiento» contra los defensores del territorio en Sonora, donde el activista desaparecido encabezó la lucha contra la construcción del Acueducto Independencia.


«Todos los familiares unidos de Tomás Rojo Valencia y de los yoremes hermanos que lo conocemos sabemos que este atentado contra la libertad y la vida es una reprimenda para que nos quedemos callados y no defendamos nuestros derechos», aseguraron los familiares en un video difundido en redes sociales.

«Nuestra lucha por encontrarlo no persigue ningún fin político ni busca una ventaja en la próxima contienda electoral. Nuestra lucha es como la de muchas personas más que exigimos que pare la violencia en el interior de la tribu yaqui y en el estado de Sonora», señalaron los familiares de Rojo, quienes exigieron su aparición inmediata.

Entre 2009 y 2015, la lucha de la tribu yaqui contra el entonces gobierno estatal de Guillermo Padrés, promotor del Acueducto Indepenencia, derivó en amenazas y la persecución política de los líderes indígenas, entre ellos Tomás Rojo y Mario Luna. Ambos denunciaron cómo las autoridades extraen el agua del Río Yaqui para garantizar el abasto de las dos ciudades más pobladas de Sonora, sin considerar la escasez que provoca a los ocho pueblos asentados en las orillas del afluente.

La denuncia de desaparición fue presentada por su hija Samatra, quien informó que su padre de 54 años «vestía pans color negro, suéter color gris, tenis color negros de la marcha Rebook. Como características siempre lleva puesto alrededor de su cuello un paliacate color rojo».

_____

_____

Exigen agilizar pesquisas

El colectivo Nos Hacen Falta, la Colectiva de Cultura de Paz y No violencia y Servicio Paz y Justicia-México, el Comité 68 Prolibertades Democráticas, así como el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan se unieron “al clamor generalizado” de que los tres niveles de gobierno se hagan responsables y realicen una búsqueda exhaustiva.

También han dado apoyo productores agrícolas del Valle del Yaqui, Unitierra en Puebla, Corresponsal de Paz, Fundación para la Democracia, Alternativa y Debate AC, los Guardianes de la Sierra de San Miguelito y del Frente Amplio Opositor, Promoción y Desarrollo Social AC-Centro de Estudios para el Desarrollo Rural y Mexicali Resiste.

Asimismo, difundieron mensajes solidarios Norman Bardavid, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional por la Cultura de Paz; Verónica Osuna, fundadora de Pedacito de Cielo en Construcción AC; el escritor wixárika Gabriel Pacheco Salvador; Gaetano Sabatini, director del Instituto de Historia de la Europa Mediterránea del Consejo Nacional de Investigaciones, entre otros.

Con información de Desinformémonos y La Jornada


Vídeo Recomendado



Previo

Irapuato, Guanajuato, México, son una fosa: policías matan a niño

Siguiente

#5deJunioMemoria: A un año de las desapariciones forzadas a manos de la Fiscalía de Jalisco

Sin comentarios

Deja un comentario