Otomíes logran diálogo: Titular del INPI ofrece disculpas por prácticas discriminatorias y racistas del gobierno de la CDMX

A 21 días de ocupar las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), la comunidad Otomí logró establecer una mesa de diálogo frente a Adelfo Regino, titular del INPI; José Alfonso Suárez del Real, secretario de Gobierno de la Ciudad de México en representación de Claudia Sheinbaum, quien dio positivo en la prueba de covid. También estuvieron Josefina Bravo Rangel, representante de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México de la Secretaría de Gobernación; Rodrigo Chavez Contreras, titular del Instituto de Vivienda de la Ciudad de México, y Juan Gutiérrez Marquez, director de concertación política de la ciudad.

Como señala Daliri Oropeza “el diálogo se convirtió en un memorial de agravios contra su comunidad, originaria del Pueblo ñhañhö de Santiago Mexquititlan, Querétaro: marginación, empobrecimiento, falta de trabajo, desplazamiento y migración interna, racismo, discriminación, nulo acceso a servicios, a educación, a salud, hostigamiento y desalojo policial, gentrificación, omisión de las autoridades y racismo institucional, falta de reconocimiento de su libre determinación.”*

Desde la violencia clasista y racista que reciben de los vecinos del predio Roma 18 en la colonia Juárez, donde habitan desde 1985 y del que fueron desalojados en 2018, hasta el acoso permanente de los cuerpos policiacos de la CDMX. Al respecto, Joaquina una de las integrantes de la comunidad Otomí “describió cómo los policías la han perseguido por vender las muñecas Lele, y artesanías que ella trabaja, en las calles del Centro de la Ciudad de México. Narró cómo policías la desalojaron en 2019, golpeando mujeres, niñas, jóvenes y abuelos otomíes por igual”.*


Maricela Mejía es concejala de el Concejo Indígena de Gobierno, (CNI-EZLN). Dirige sus palabras: «usted, Adelfo Regino, viene de un pueblo ¿No conoce qué quiere la madre tierra? ¡Paz!» | Fotografía: Sandra Suaste | Fuente: Regeneración Radio

Margarita Margarito, quien también vive en el campamento que instalaron afuera del edificio ubicado en Roma 18, denunció la discriminación que vive en esta zona de la ciudad y manifestó que el inmueble le interesa a una empresa inmobiliaria denominada Eduardo S.A. de C.V., parte de la mafia inmobiliaria que coludida con el gobierno de la Ciudad de México están despojando diferentes predios y gentrificando varias zonas en la CDMX.

Entonces decimos: ¿viviendas para quiénes, casas para quiénes? Para los que pagan, para los que gentrifican. No para nuestra comunidad. Nosotras como otomíes también tenemos derecho a vivir en la ciudad”.Maricela, de la comunidad otomí residente en la Ciudad de México, habitante de Roma 18.

Por esta razón es que la primera demanda de la comunidad Otomí es la inmediata expropiación de cuatro predios. El de la calle Roma 18 en la colonia Juárez; otros dos en Zacatecas 74 y Guanajuato 200, en la colonia Roma. Uno más en Zaragoza 1434, donde habita una comunidad mazahua. Cabe señalar que estos predios tienen situación irregular después de que fueran abandonados tras el sismo de 1985 y que la legislación actual otorga derechos de propiedad a quienes habiten predios abandonados durante 5 años (en caso de cubrir las responsabilidades fiscales) o 10 años (en caso de no cubrir los gastos del territorio). Esos derechos que corresponden a las familias de este pueblo originario, pretenden ser anulados por las malas prácticas de Eduardos S.A. de C.V. y autoridades corruptas de la CDMX, que aprovecharon los efectos del sismo del 2017, los cuales obligaron a las familias otomíes a vivir en la calle por los daños en la edificación de Roma 18.

Los integrantes de la comunidad exigieron también que pare la remodelación del centro de Mexquititlan. Explicaron que los pobladores, tanto quienes han migrado como quienes siguen viviendo allá, no quieren proyectos turísticos. Advirtieron que debe realizarse la expropiación o restitución de los cuatro inmuebles mencionados o no dejarán el inmueble del INPI.

Margarita denuncia la discriminación que vive en esta zona de la ciudad. La policía no la deja vender. En 2018 el “extinto cuerpo de granaderos” los desalojó y golpeó, su hijo de 2 años murió por no recibir asistencia médica | Fotografía: Sandra Suaste | Fuente: Regeneración Radio

La comunidad Otomí planteó una propuesta de ruta con 10 puntos a la comitiva de gobierno presente: que se realice la mesa de diálogo en la puerta de las oficinas del Instituto. Deben estar obligadamente en el proceso de diálogo las autoridades titulares, o sea Regino y Sheinbaum, además de alguien de Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano o del gobierno de Querétaro, para tratar el rechazo a la obra turística en Mexquititlan. El tercero sería que las autoridades se hagan acompañar de los funcionarios necesarios para atender las demandas. Debe haber minutas firmadas, es el cuarto.*

_____

_____

En el quinto propusieron que debe haber garantía de que se cumplan los acuerdos alcanzados, públicos para los medios de comunicación. Contiguo es hacer público el o los decretos expropiatorios. Como octavo punto piden que no haya represalias o acción penal contra quienes tomaron las instalaciones.*

Como noveno punto exigieron la cancelación de la remodelación de la plaza principal de Santiago Mexquititlán y respeto al consejo indígena que se formó allá para defender el tianguis originario, igual a su libre determinación y autogobierno. Para esto, cada parte consultará para seguir acordando el diálogo.*

Funcionarios ofrecen disculpas y se comprometen a cumplir demandas

Después de escuchar las demandas del pueblo Otomí, el director del INPI, Adelfo Regino, reiteró la apertura al diálogo y dijo que estará las veces que sean necesarias hasta que se resuelvan sus justas demandas. Además, se comprometió a hacer su mejor esfuerzo para que haya justicia y dignidad para sus familias y comunidades.

Adelfo Regino, toma la palabra y habla en ayuuk. Menciona que hay disposición para atenderlos y acceden a reunirse en una semana | Fotografía: Sandra Suaste | Fuente: Regeneración Radio

También, ofreció disculpas porque no se ha procedido con atención para dar salida a sus peticiones y porque, de acuerdo con las denuncias de la comunidad, se ha usado la fuerza. Vamos a rectificar y a entrar en una dinámica de trabajo conjunto entre gobiernos federal y local.

Mencionó que comparte las demandas de esta comunidad y su dolor, porque sé que cuando nosotros los indígenas llegamos a la Ciudad de México vivimos discriminación y racismo. Expuso que como gobierno se debe aceptar que además de esta situación y el problema de la vivienda, hay otros asociados con el acceso a los servicios básicos y las injusticias.

En las oficinas centrales del INPI, Adelfo Regino agregó que informará sobre el encuentro al presidente Andrés Manuel López Obrador para que todos escuchemos este clamor que hacen, y manifestó que hay voluntad, convicción y principios para resolverlo.

José Alfonso Suárez del Real, secretario de Gobierno, quien acudió en representación de la titular del Ejecutivo local, Claudia Sheinbaum; expuso que hay toda la disposición de resolver la situación de los predios que demandan en las colonias Juárez y Roma. La comunidad propuso que para dar continuidad a este primer encuentro, se instale una mesa de diálogo la próxima semana en las oficinas que tienen tomadas.

Con información de *Pie de Página, Regeneración Radio y La Jornada


Vídeo Recomendado



Previo

Alumnos de Prepa 5 le hacen “broma” a Jorge; éste cae y luego desaparece

Siguiente

Mujeres cazadoras: La ciencia derriba otro mito de género

Sin comentarios

Deja un comentario