Lluvia interior

Este  texto es parte de nuestra serie sobre Visita guiada a una sala de estar’ de Pura López Colomé, cortesía de Rayuela diseño editorial. Puedes consultar tres fragmentos aquí.

A continuación, el texto que uno de los alumnos de la UDG Lagos preparó para la presentación del título.

***

Esta visita guiada a una sala de estar, ordenada en Cinco escalas, es un viaje de vida que nos lleva desde el reconocimiento de las primeras grafías, hasta el surgimiento de una poeta que ama las letras y cuyos poemas manifiestan la lluvia interior que representa la poesía. A través de la apropiación de las letras, la vida es interpretada y re-interpretada, explorando sus etapas con mucha más riqueza espiritual y puntos de vista. Una visita guiada a una sala de estar que trata del camino hacia un lugar dedicado a la reflexión y la creación de mundos, mostrándonos, además, un montón de autores que han dejado un importante legado para la humanidad, periplo que completamos de la mano de la poeta y traductora, Pura López Colomé.

Desde el principio de la narración experimentamos el encuentro de una persona con el mundo literario, primero con los cuentos ilustrados (de los cuales muchos de nosotros tenemos recuerdos de la infancia) y después la Biblia, encuentro que destinó una relación que continuaría para siempre, descubriendo más adelante autores de todas partes. Por ejemplo, en alguna de las primeras páginas citó «Remembranzas», poema de Juan Ramón Jiménez que revela la inocencia y la felicidad de la infancia.

Así llegamos a un punto importante en la vida de nuestra autora, la pérdida de un ser esencial y con ello el inicio de un viaje que cambiaría el rumbo de su vida. Pura se trasladó a Dakota del Sur, Estados Unidos, para realizar sus estudios en un internado católico, lugar en el que venturosamente había una gran biblioteca, contaba con unas magníficas profesoras, pero, sobre todo, le ofrecía la posibilidad de explorar horizontes distintos y el conocimiento de otra lengua. Por todas estas razones, tuvo la posibilidad de leer en lengua inglesa textos que antes había conocido a través de traducciones, y así mismo descubrir nuevos mundos con tonalidades y ritmos distintos. Fue entonces cuando se aventuró a traducir por primera vez. Se apegó a autores como Robert Louis Stevenson y Emily Dickinson.

De regreso en México decidió independizarse. Y con ello, se aventuró a impartir clases de idiomas. Además, decidida a desarrollar la carrera de escritora, durante ese tiempo forjó amistades que recordará para siempre y con las cuales exploró campos literarios, con autores de muchos países, como Virginia Woolf, Murasaki Shikibu, Edward Morgan Forster, Yukio Mishima, Oscar Wilde, Salvador Novo y un larguísimo etcétera.

Después decidió inscribirse en la universidad. Primero en la Ibero, y después, en la UNAM, donde tuvo fantásticos profesores, con los que se percató de otras perspectivas de lecturas que creía desconocidas.

Finalmente, Pura López Colomé se encaminó de lleno en el camino de la poesía y el ensayo, leyendo y re-leyendo todo el tiempo, descubriendo visiones infinitas y recordando a través de las palabras de Schopenhauer, que «todo encuentro es una cita». Así hoy día todos nos encontramos juntos en esta sala, coincidiendo cada uno en el camino del otro, encontrándonos con el destino.


Vídeo Recomendado

Previo

'Homicidas Gourmet', humor negro que cuestiona la violencia social

Siguiente

Ironías: Abuchean a Roger Waters... por criticar a candidato de ultraderecha

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *