Aguascalientes y Edomex son los estados con mayor número de acoso digital a mujeres

Más de 9 millones de mexicanas han sufrido algún tipo de acoso en línea, de acuerdo al Módulo sobre Ciberacoso del INEGI 2015 cuyos datos han sido recopilados por la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D). 

Se le consideró ciberacoso , para fines del estudio, a lo siguiente:

  • Registro en un sitio sin permiso.
  • Envío de spam o virus.
  • Mensajes de amenazas o intimidaciones.
  • Llamadas con amenazas, insultos e intimidaciones.
  • Rastreo de sitios web visitados.
  • Envío de vídeos de índole sexual o agresivo.
  • Robo de identidad o apropiación de contraseña para mandar mensajes perjudiciales.
  • Daño por publicaciones falsas y/o vergonzosas.
  • Presión para dar contraseñas
  • Contacto con cuentas falsas.

Así fue el porcentaje por tipo de acoso:


______

R3D

Destaca que en este estudio del INEGI, el 86.3% de los agresores eran desconocidos y sólo un 2.3% familiares, mientras que 2.2% eran la pareja o ex pareja. Por otro lado, 11.1% eran conocidos y 5.9% eran considerados amigos.

Las opciones más comunes para combatir esto por parte de las entrevistadas fueron bloquear a la persona (26.3%) e ignorar la situación (26.3%). Sólo el 5.6% afirmó haber confrontado a la otra persona.

Otro estudio pero del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal del 2016 fue enfocado a violencia contra niñas y mujeres en Facebook, aplicaciones nativas de smartphone y Twitter. Sus resultados abarcan problemáticas más indentificadas comunmente con el bullying y acoso digital, divididas en seis vertientes:

  • Acoso e intimidación que puede escalar a violencia física, sexual o letal.
  • Espiar actividad de una mujer.
  • Denigrar a la mujer con vídeos en los que se se muestra humillada al ser gritada, golpeada o perseguida.
  • Usurpar la identidad.
  • Difamación para dañar su reputación.
  • Filtración de imágenes sin su consentimiento.

El documento de R3DMX recuenta que gracias  a la popularidad de los teléfonos inteligentes se facilita la agresión al tener medios de difusión como Whatsapp (con un 64% de penetración en el estudio) y la posibilidad de realizar montajes y vídeos “con contenidos machistas, sexistas e incitaciones al odio”. Se incluye un comentario en el que una entrevistada relata como unos compañeros de clase filmaron sus piernas, difundieron el contenido, fue  humillada y en su escuela fue expulsada “porque no cerraba las piernas”.

Otro aspecto indignante que cuenta el documento es el hecho de que si una mujer denuncia en redes sociales una agresión (como un acoso callejero) esto deriva en una ola de violencia inmerecida y masiva, con amenazas que podrían materializarse de manera física. Se ponen de ejemplos los casos de Andrea Noel y Tamara de Anda.

También se apuntan los daños que sufre una mujer luego de un acoso, esto derivado de un taller organizado por Luchadoras y Sandía Digital. Algunos son:

  • Tensión corporal
  • Llanto
  • Dolor de rinon
  • Falta de apetito
  • Depresión
  • Paranoia
  • Miedo a salir
  • Autolesiones
  • Estrés
  • Autocensura
  • Abandono de tecnologías
  • Náuseas

Para redondear esta información también retomamos la nota en el sitio R3DMX (aunque el dato no está en el PDF del estudio, se cita al INEGI):

Los estados en los que mayor número de personas han sido víctimas de acoso digutal son Aguascalientes (32 %), Estado de México (30.7 %), Quintana Roo (29 %), Puebla (28.9 %) e Hidalgo (28.6 %).

Las entidades donde menor porcentaje de población ha sido víctima son Chihuahua (15.4 %), Jalisco (18 %), Sinaloa (18.3 %), Chiapas (19 %) y la Ciudad de México (19.7 %).

PARA LEER: El documento completo puede verse aquí.

Previo

Diana del Ángel #VocesVioletas

Siguiente

Despiden a profesor luego del paro en la Prepa 5 por presunto acoso sexual