En Estados Unidos ya redujeron los gastos de pensión para ex presidentes

¿Por qué dar pensiones a los ex presidentes de un país? Hubo un interesante debate en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos que derivó en una minuta aprobada para reducir las pensiones de los ex presidentes. Un argumento fue que no tienen necesidad de tanto apoyo económico debido a que pueden generar un ingreso atractivo gracias al mercado editorial (adelantos y bonos por autoría de libros) y contratos jugosos para conferencias y ponencias, tanto educativas como empresariales.

Con pensión, pero no tanta

En The Hill leemos que Jody Rice, representante republicano, afirmó en la Cámara que gracias a dichas oportunidades monetarias ya no es necesario que se apoye a los expresidentes con tantos fondos provenientes de los impuestos en Estados Unidos. Esto generó un gasto de 2.84 billones de dólares tan solo en 2017, y se espera que con esta medida sea mucho menor.

Otro datos que ofrece el artículo de The Hill es que, por ejemplo, Bill Clinton ganó en promedio más de 210 mil dólares por cada contrato para dar una sola charla, desde su salida a la presidencia en 2001 a la fecha.

El monto de la reducción

  • Lo que no cambia son los gastos para los servicios de seguridad de cada ex presidente.
  • En 10 años, el recurso de staff y administración dedicado a cada uno se reducirá a 250 mil dólares en 10 años. Actualmente el monto es de 400 mil.
  • La pensión se reduce de 205 mil 700 dólares a 200 mil, de manera anual. Tal vez no parezca mucho pero lo considerable es el recorte a los gastos administrativos.

¿Y en México?

Movimiento Ciudadano en 2016 ya propuso eliminar pensión a expresidentes, quienes estarían ganando alrededor de 200 mil pesos al mes, recurso que tiene que sumarse a demás gastos por staff y administración. Otros de sus beneficios son tener un equipo de seguridad, sueldos para staff, seguro de vida y gastos médicos.

Los expresidentes vivos son Luis Echeverría (1970-1976), Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012). S

El Financiero indicó en 2015 indicó que el monto dedicado a los asesores de Calderón es llegó a ser de más de 817 mil pesos al mes. Este fue el desglose que generó el diario:

Es decir, no sólo es la pensión mensual de 205 mil 122 pesos para cada ex presidente vivo, sino por ejemplo, los 816 mil 758 pesos al mes de gasto en la oficina del ex presidente Felipe Calderón.

Con Vicente Fox es así, vía El Financiero:

Ernesto Zedillo renunció a la pensión pero dispone de poco más de 51 mil pesos mensuales para staff, y Carlos Salinas renunció tanto a la pensión como al gasto administrativo. Felipe Calderón no ha renunciado a su pensión, sino que dona dicho dinero generado por impuestos de todos los mexicanos, a una asociación de beneficencia.

Previo

Santo: el súper héroe nacional que necesitamos

Siguiente

Conoce a los finalistas del Sexto Premio Nuevas Plumas