Giovanni Sartori ha muerto a los 92 años

Un diario italiano ha informado que Giovanni Sartori ha fallecido por complicaciones del sistema respiratorio.

La noticia ha sido principalmente difundida y retomada por medios europeos. Esto es lo que dice ABC.es:

Fue uno de los mayores expertos en ciencia política, entre los más leídos y estudiados del mundo con obras de referencia imprescindibles como «Partidos políticos» o «Teoría de la democracia», ha fallecido a los 92 años

Y en el obituario de El País:

El filósofo se convirtió en uno de los referentes del mundo de la comunicación con sus teorías sobre la influencia de los medios en la sociedad. Analizó a fondo el sistema político italiano y en sus últimos años tocó temas como el multiculturalismo y fue crítico del islamismo.

Apenas en octubre pasado, Sartori contaba al periódico argentino La Nación, su opinión acerca de la situación mundial con el auge de la derecha y especialmente la [esperada] victoria de Donald Trump:

El homo videns, el hombre que sólo entiende aquello que ve con los ojos y que es incapaz de manejar conceptos abstractos, ha tenido tal éxito que evolucionó hasta convertirse en el homo cretinus. Además Trump competirá con Hillary Clinton, una mujer profundamente antipática. De hecho, una de las grandes fuerzas de Trump es que tendrá como contrincante a Hillary. Ella es una persona muy antipática y de una arrogancia insoportable. Yo, como ya le dije, he vivido en Estados Unidos casi 40 años y, desde mi experiencia, le puedo decir que Hillary es una mujer que no les gusta a sus compatriotas. Así que sí, existe el riesgo de que Trump sea elegido. Sería una vergüenza, la consagración del homo cretinus.”

Y en la misma entrevista, realizada por Elisabetta Piqué, estas fueron sus opiniones sobre la crisis de refugiados:

“Qué hacemos con los refugiados? El problema es que no tenemos dónde meterlos? A este ritmo, en unos 30 años, según calculan algunos estudios, los musulmanes serán la mayoría en Italia. Creo que habría que abrir en los países de origen procedimientos que permitan a todas esas personas hacer la solicitud de refugiado correspondiente, lo que permitiría también que los que vengan a Europa lo hagan con la perspectiva de un trabajo. A esas personas se les daría la residencia permanente, transmisible a sus hijos. Pero no el derecho al voto. Porque si se les da el derecho al voto, en 40 años en Italia y en la mayoría de los países europeos podría gobernar un partido musulmán que implantaría la sharia, la ley islámica.”


Conoce más en El País y La Nación

Previo

De las motivaciones políticas y los riesgos de los proyectos de Ley de Seguridad interior

Siguiente

Trump, el presidente mentiroso: La editorial de Los Angeles Times