¿Pueden los parlamentarios evitar el Brexit?: Un explicador

El Brexit ha sido visto con ojos de rewind desde un día después de su votación. Incluso sumó a más de dos millones de británicos en busca de un referéndum a finales de junio de este año. Así surgieron diferentes análisis que buscaron explicar el por qué muchos votaron en contra de sus intereses y los de su mismo país. Además, se ha puesto a discusión el rol de las democracia actuales, asunto que hace eco con la asunción de Donald Trump de la candidatura del partido republicano. El Brexit además supuso consecuencias más banales: han subido 22% los precios de productos Apple en Reino Unido, un costo simbólico adicional que resulta de la separación de los británicos de la Unión Europea.

En este contexto, el Tribunal Superior de Reino Unido ha decidido que “sólo el Parlamento tiene la capacidad de activar el proceso de Brexit”. Estas declaraciones son la respuesta a una demanda masiva que exigía la revisión del proceso. De aquello resulta que el Ejecutivo no puede dar inicio a la separación por sí mismo -postura que defendía, entre muchos otros, la primer ministra Theresa May-.

¿Quienes promovieron la demanda?

Gina Miller es filántropa y dueña de un fondo de inversión. Tiene 51 años, pero la historia la recordará como aquella persona que aunque sea por un momento, ha vencido a la Primer Ministro. Miller es la principal demandante en el juicio contra el Ejecutivo británico, bajo el argumento de la autonomía del Parlamento en este tipo de decisiones. La prensa internacional también destaca a Deir dos Santos, un peluquero que votó a favor del Brexit pero que también demandó al gobierno en favor de la autonomía parlamentaria.

¿El parlamento puede parar el Brexit?

En teoría sí. De acuerdo con El País eso es improbable, ya que el Parlamento estaría tomando una decisión que sería contraria a la voluntad popular: millones de británicos en su momento votaron a favor del Brexit. Lo que es mucho más posible, en esos pronósticos, es un Brexit blando: la entrada al mercado único “renunciando a la intransigencia con el control de fronteras”.

¿Peleará el gobierno de Theresa May?

El comunicado gubernamental establece decepción por la decisión del tribunal, sumado a que es conocida la postura de la Primer Ministro, quién no va en busca de ni siquiera un Brexit blando. El boletín indica que se hará lo posible por seguir con el roadmap de comenzar el proceso en marzo del 2017.

¿Qué sigue?

El Ejecutivo recurrirá directamente a la Corte Suprema. En este tribunal se decidirá si se activa el protocolo de salida (el de marzo, por el artículo 50 del Tratado de Lisboa) o no. Según un directivo de la BBC, el Parlamento podría alargar meses y meses la discusión.

¿Qué evita a los parlamentarios votar en contra del Brexit?

Como hemos mencionado, la decisión originalmente ganó con 52% de los votos. Votar en contra, por más que los mercados internacionales sugieran que así sea, podría costarles el cargo en las siguientes elecciones según el análisis de BBC. La pregunta es ¿Prefieren estar del lado correcto de la historia o conservar la curul?

Citamos al sitio británico:

Tim Farron, el líder de los Liberal Demócratas y opuesto al Brexit, dijo: “Al fin y al cabo, los británicos votaron por partir, pero no por el destino, y por eso es realmente importante permitirles votar de nuevo por el acuerdo final, darles la oportunidad de decir no a un Brexit irresponsable que ponga en riesgo nuestros empleos y nuestra economía”.

Entrada anterior

Entre el insomnio y las series de televisión: poetas nacidos a partir de 1986

Entrada siguiente

¿Por qué Slavoj Zizek quiere que gane Trump?