Las nuevas tendencias de los estudiantes en el extranjero.

Estudiar en el extranjero es cada vez más común dentro de los estudiantes de educación superior. Mientras que no hace muchos años atrás la idea de estudiar en algún otro país era algo que solamente las personas con mucho dinero podían realizar, hoy en día gracias a becas y programas de movilidad estudiantil millones de jóvenes dejan sus hogares para buscar nuevos retos y oportunidades educativas en otros países.

De acuerdo con la revista “The Economist” en el año 2000 había alrededor del mundo poco más de 2 millones de estudiantes internacionales. En poco menos de 15 años, esta cifra se ha duplicado hasta alcanzar los 4.5 millones de jóvenes estudiando en algún otro país. Con base en información de la revista inglesa, en 2025 el número de estudiantes extranjeros estará rozando los 7 y 8 millones.

El país que concentra la mayor cantidad de estudiantes extranjeros en el mundo es Estados Unidos con una cantidad de 975 mil estudiantes provenientes de otros países. Sin embargo, el país norteamericano ha dejado de ser la principal opción educativa para muchos estudiantes durante los últimos años. Esto se debe principalmente a las dificultades para muchos estudiantes de poder sacar las visas de estudiantes a tiempo o conseguir visas que les permitan trabajar fuera de la escuela para poder cubrir sus gastos.


Publicidad

Otro de los países que han visto una disminución en su cantidad de estudiantes ha sido Australia. A pesar que la educación superior en este país es la segunda fuente de ingresos a nivel nacional, solamente después de la minería, lo caro de la divisa australiana y el racismo que han experimentado varios estudiantes especialmente indios en Melbourne, han causado que el número de estudiantes extranjeros disminuyera entre 2010 y 2012.Canadá y el Reino Unido también han experimentado una reducción en el número de estudiantes extranjeros debido a las dificultades que imponen los gobiernos a estudiantes de otros países para poder trabajar durante y después de sus estudios.

Estas políticas que limitan la migración de estudiantes hacia estos países están siendo aprovechadas por otras naciones que buscan aumentar su proporción de estudiantes extranjeros. Por ejemplo, Singapur y Hong-Kong están absorbiendo el 42% de estudiantes extranjeros a nivel mundial provenientes de Asia. Por otro lado, países como Japón y Malasia buscan aumentar en los próximos 9 años la cantidad de estudiantes extranjeros en sus países en un 60% y 50% respectivamente.

De acuerdo con “The Economist”, la demanda de estudiantes extranjeros está pasando de estudiar en países desarrollados a cursar estudios en países que otorguen a los jóvenes mejores y mayores oportunidades tanto académicas como profesionales. Al parecer, los títulos de grandes universidades ya no son suficientes para adquirir un buen trabajo en el mercado mundial. Por el contrario, mientras mayor experiencia laboral se adquiera durante los estudios, mayores serán las probabilidades de ser competitivo en el mercado laboral.

Previo

Canadá eliminará el requerimiento de visa para mexicanos

Siguiente

Un viaje codificado por el Jazz