California funciona durante 15 minutos con energías renovables

Menos de dos semanas después de alcanzar un récord del 97,6 % de energías renovables instantáneas en su red, California ha superado un nuevo hito importante, con el 100% de la electricidad del estado suministrada por fuentes renovables durante un período de quince minutos durante el pasado fin de semana.

Según el Operador Independiente del Sistema de California, el hito se logró en un período de 15 minutos entre las 2:45 p. m. y las 3:00 p. m. del sábado 30 de abril, hora de California, lo que marca la primera vez que el enorme estado funciona completamente con energías renovables.

Dichos niveles se han vuelto comunes en redes más pequeñas como las de Australia del Sur, pero el hito en California, una de las economías más grandes del mundo y una de las redes más grandes, es muy significativo.

Como se ilustra en los gráficos a continuación, cuando la demanda estatal de electricidad superó los 18 GW alrededor de las 2:50 p. m., la energía renovable estaba suministrando alrededor de 18,6 GW, en comparación con poco más de 2 GW de la energía nuclear y del gas, y unos míseros 9 MW del carbón.

En ese momento, la gran mayoría del suministro de energía renovable provenía de los recursos de energía solar de California, alrededor de 12,4 GW, mientras que otros 4,7 GW provenían de la energía eólica. La geotérmica, la pequeña hidroeléctrica, el biogás y la biomasa completaron el resto.

El estado ha estado acercándose al hito del 100 % durante semanas, alcanzando un máximo anterior del 97,6 % el 3 de abril, que a su vez superó el récord anterior del 96,4 % establecido el 27 de marzo.

El falso debate de las energías*

Por supuesto, el tema ambiental, centrado solo en la transición hacia energías renovables, es una de las agendas importantes en el pastel que se disputan entre los grupos de poder. En México, dicha disputa se observa entre la lógica del nacionalismo que enarbola el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cuya visión es la fortalecer a instituciones como PEMEX y la CFE (sin negar la importancia de la transición pero depositándola en esas dependencias), y el pesimismo oportunista de la clase empresarial que dicen querer “ayudar” en dicha transición (un eufemismo para ‘apoderarse del negocio energético’) y aseguran estar mejor preparados para el reto. Una batalla donde lo único que podemos esperar es la continuidad de un modelo que no se traduce en bienestar social para las mayorías, ni en la urgente protección de la naturaleza.

_____

_____

“Si el modelo sigue priorizando industrias extractivas y nocivas para el ambiente, como las de transporte y la construcción, no habrá un futuro mejor para la humanidad.  Da lo mismo si se sostiene con energías fósiles o renovables”

Aunque la noticia, lanzada a bombo y platillo por diversos medios, se trata de un paso interesante (y sin duda una de las rutas a seguir para corregir el rumbo), hay que considerar que la energía eléctrica solo representa al rededor de un 20% de la energía que se produce con hidrocarburos. Desde esa perspectiva, California estuvo lejos de funcionar al 100% con energías renovables, ya que para ello se debió incluir a todo el transporte, que de hecho es el principal problema a resolver a nivel global.

Esta es la razón por la que algunos insistimos que ningún programa que no contemple al decrecimiento económico puede mejorar las condiciones ecológicas del planeta. La sola transición de energías fósiles a renovables, sin tocar de fondo el sistema económico imperante, no mejoraría las condiciones de una biósfera que sigue siendo considerada una caja de recursos explotables para beneficio de una élite que hará todo para sostener el proceso de acumulación, con la desigualdad y los problemas sociales en los que se traduce.

¿Y entonces qué hacemos? Las respuestas, como siempre, la tienen los pueblos y comunidades que se han organizado para defender sus territorios del poder político-empresarial…

La energía de los pueblos: Un documental para alumbrar el futuro

Con información de El País, El Financiero, El Periódico de la Energía y Unicamp Brasil | Edición y *comentarios: Colectivo Alterius

 


Vídeo Recomendado



Previo

Asesinan al periodista Luis Enrique Ramírez Ramos: Ya son nueve tan solo en el 2022

Siguiente

Nuevos ataques armados de la ORCAO contra bases zapatistas dejan 83 desplazados

1 comentario

  1. 06/05/2022 at 19:09 — Responder

    Si apoyáramos a empresas como Sempra infraestructura, tal vez ya podríamos estar viendo la manera de que la energía mexicana fuera 100% limpua…

Deja un comentario