Los gobernadores se van, pero dejan una deuda gigante

En acuerdo con una nota de Reforma, los cinco gobernadores que ya se van, pero que dejan atrás una enorme deuda para su estado son los siguientes: Jaime Rodríguez, de Nuevo León, deja una deuda de 82 mil millones de pesos; le sigue Javier Corral, gobernador de Chihuahua, con 50 mil millones de pesos; en tercer lugar está Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, con 28 mil millones de pesos; en cuarto lugar esta Jaime Bonilla, gobernador de Baja California, con 19 mil millones, y en quinto, Antonio Echeverria, de Nayarit, con siete mil millones. 

Todo esto se desprende del reporte del tercer trimestre del año. Cabe señalar que Nuevo León es la entidad con mayor deuda Per cápita del país, lo que no es un dato menor, sobre todo porque en acuerdo con Hacienda, supone un nivel de deuda que no es sostenible, al igual que Chihuahua. 

En acuerdo con “México Evalua”, en realidad las 15 entidades que renovarán a sus gobernadores están realizando un nivel de endeudamiento que no es sostenible, lo que es consecuencia de que no hay costo para estos funcionarios, que “patean” el problema para las subsiguientes gubernaturas, sin pensar a futuro. 



Vídeo Recomendado



Previo

La extraña forma en la que Assange está ganando la partida contra los Estados Unidos

Siguiente

El Frente Nacional por la Familia tiene un nuevo enemigo: el bebé Yoda en las roscas del 2021

Sin comentarios

Deja un comentario