México tiene muchas muertes por COVID-19 pero realiza muy pocas pruebas, ¿Qué está pasando?


Escucha nuestro podcast



Hace unos días, Hugo López-Gatell citó a Max Roser, un científico de Oxford que se ha posicionado (junto a su equipo) como un líder en temas estadísticos relativos al Coronavirus y su impacto en las naciones. Por ejemplo, Roser reveló un maquillaje estadístico sucedido en España para que el país -uno de los más afectados por el COVID-19- no tuviera una percepción tan dramática.

Citamos de Quadratín:

La OCDE utilizaría un criterio distinto para medir el número de pruebas que España ha realizado y permitiría al gobierno de Pedro Sánchez jactarse de ser el octavo país con más pruebas realizadas dentro de la OCDE.


Esto significaría 28.8 pruebas por cada 1,000 habitantes, en vez de 22.29. Sin la manipulación, España ocuparía el lugar 18 y seguiría a merced de las críticas que afirman que no ha hecho un esfuerzo suficiente.

La simulación fue puesta al descubierto por Max Roser, el director del proyecto Our World in Data de la Universidad de Oxford. El investigador acusó a José Ángel Gurría de confundir a la opinión pública, utilizando la información de Our World in Data para elaborar la tabla comparativa, pero utilizando otras fuentes para el caso español.

Este mismo científico hoy publicó una gráfica pruebas per cápita de COVID-19 contra las muertes confirmadas, justo un día después de que México tuviera desastrosos datos que revelarían una mortalidad que es superior en un 46% al promedio mundial, pero que más bien dejan ver un subregistro de casos de Coronavirus.

Con este dato en mente, chequemos lo dice Roser: el lado inferior derecha es en el que no quieres estar.

Y ahí está México, casi al fondo de las pruebas per cápita y en el extremo con más fallecimientos por COVID-19.

No es un planteamiento de la prensa fifí o los opositores del presidente, sino de un científico como Hugo López-Gatell. Uno que de hecho usa de referencia.


Vídeo Recomendado



Previo

The Last Dance: la humanidad de Jordan

Siguiente

Ciencia, tecnología y solidaridad: la emergencia de la cultura libre para el futuro

2 comentarios

  1. Avatar
    Debbie
    14/05/2020 at 03:09 — Responder

    Dicen algunos que el actuar del gobierno mexicano es una especie de estrategia estadística y que, realmente no sirve de mucho el hacer pruebas a un número mayor de habitantes, pero luego miras a países como Corea del Sur o Alemania y dices… Qué demonios? Es acaso una falta de capacidad operativa, monetaria y de voluntad política? No me entra en la cabeza el que digan que se está aplanando la curva si no se tiene un panorama más amplio de la dispersión del virus, visión que te otorgaría una amplia aplicación de pruebas a una muestra representativa de la población. Vamos! 150 mil pruebas para una población de más de 120 millones? Hay algo que no encaja. Y no, no es que pretenda saberlo todo, pero son muchos los científicos, artículos en otros países que citan la importancia de las pruebas. Por qué esto no pasa en México?

    Saludos!

  2. […] México tiene muchas muertes por COVID-19 pero realiza muy pocas pruebas, ¿Qué está pasando? […]

Deja un comentario