Poniatowska reveló que sufrió una violación por parte de Arreola…y los medios tardamos tres semanas en darnos cuenta


Escucha nuestro podcast



Elena Poniatowska, por más crudo que suene, es una de las autoras más adoradas por diversas esferas mexicanas:

  • Es afín a  Morena, partido del cual emanó el presidente López Obrador.
  • Su obra literaria y apoyo a causas ligadas a derechos humanos la vuelven casi beatificada por los círculos intelectuales.
  • Es favorita también de diarios y noticieros nacionales, como una especie de voz autorizada en temas culturales, y sociales, especialmente el movimiento del 68
    • Lo que es lo mismo:  Elenita es bienvenida tanto en Televisa como en Proceso y La Jornada.
  • Es la rara figura que resulta popular y agradable a clases populares, pero también a los protagonistas de las portadas de la Quién.

Juan José Arreola no vivió en tiempos de Morena, Televisa en decadencia y ni siquiera de la resurrección-muerte del PRI con Peña. Su figura es mítica, y querida por una generación de intelectuales, pero Poniatowska le da dos vueltas en el imaginario colectivo mexicano.

Estos dos personajes están viviendo una polémica ya que la escritora está denunciando que fue violada por Arreola, siendo este el padre de su primer hijo. Si bien la noticia está explotando hasta el día de hoy en medios generalistas, hace 7 días (el 5 de diciembre) el tópico salió a relucir durante una intervención pública de Poniatowska en la FIL de Guadalajara para promocionar El amante polaco. En este volumen, aparece una dramatización inspirada en la vida de la autora, donde relata la violación por parte de un personaje no identificado dentro del texto.


Posteriormente declaró que se trata de Juan José Arreola, quien en la vida real habría abusado de ella.

Retomamos de El País:

Elena Poniatowska (París, 87 años) ha callado durante más de seis décadas lo que era un runrún en el ambiente literario. Su primer hijo es fruto de la agresión sexual que sufrió en 1954, cometida por el escritor mexicano Juan José Arreola, fallecido en 2001 y muy popular por sus programas literarios en televisión. El episodio aparece novelado en el último libro de la premio Cervantes, El amante polaco, de la siguiente manera en el capítulo 20: “Estoy sola. No sé qué es el amor. Lo que me ha sucedido. El catre, la amenaza, el ataque nada tiene que ver con lo que leí en los libros”.

El reporte del País refiere una entrevista de Poniatowska con el diario Excélsior, dato y declaraciones que también apuntaron otros textos de agencia sobre el tema, pero el medio español no colocó un hipervínculo para la conversación original. En Tercera Vía encontramos con todavía más sorpresa que si bien la revelación de la supuesta violación de Arreola hacía la francesa subió de nivel con la presentación del libro en la FIL el pasado 5 de diciembre, la entrevista donde Poniatowska lo revela data ¡de finales de febrero!.

En medio de una cobertura para la sección de arte y cultura, la reportera Virginia Bautista conversó con la escritora en el marco de la gira promocional de El amante polaco. La referencia hacía Arreola viene desde una pregunta concisa de Bautista.

_____

_____

Compartimos parte del texto de Viriginia Bautista para la sección Expresiones de Excélsior:

  • Poniatowska confeccionó esta primera parte de El amante polaco en dos tiempos narrativos: el de las cortes europeas del siglo XVIII y el de la Ciudad de México de la década de 1950. Es decir, a la par de narrar la vida de su ancestro, revisa la suya: su infancia en la capital, su encuentro con el periodismo y la literatura y algunos momentos que vivió, unos intensos y otros dolorosos.
  • La cronista decidió compartir por primera vez la historia detrás del nacimiento de su primer hijo, Emmanuel Mane Poniatowski, en 1955, y lo difícil que fue convertirse en madre soltera. Detalla la convivencia con un personaje denominado “el Maestro”, al que visitaba una vez a la semana en su departamento de la calle Ganges, colonia Cuauhtémoc, donde lo encontraba pintando su tablero de ajedrez. Cuenta su admiración por él y la convivencia que tuvieron hasta la tarde en que la atacó sexualmente, hecho que transformó su vida porque quedó embarazada.
  • Ante la pregunta de si “el Maestro” era el escritor Juan José Arreola, dice que sí. “Ya se sabía, muchos lo saben. Pero no hay que decirlo, para qué, además, ya pasaron tantos años. Él usaba su capacidad de convencer, de ser muy seductor, para hacerle daño a la gente”.

Como prueba de que la paternidad de Arreola era un secreto a voces en el ambiente cultural mexicano, está que la reportera no tarda ni vacila en realizar la pregunta directa a Poniatowska. Y aunque prácticamente Excélsior tuvo la primicia con este contenido del 23 de noviembre del 2011, resulta peculiarmente admirable como el diario prefirió dejarlo como un detalle menor (es al final de la entrevista y las cabezas se vuelcan a la promoción del libro) con un tacto pocas veces visto en otros medios de Grupo Imagen.

Finalmente, la denuncia termina de cobrar relevancia hoy 12 de diciembre con las declaraciones de los familiares de Arreola, quienes también refutan las acusaciones de la pianista Tita Valencia. Dice la nota de Proceso:

En una carta de 11 páginas -una de ellas texto, y el resto facsímiles de cartas y postales de Poniatowska y Valencia fechadas indistintamente entre 1955 y 1966-, la familia de Arreola deslindó el nombre del escritor de los comentarios recientes por parte de las escritoras.

“Por respeto a ellas y a él –ausente para defenderse–, habíamos decidido mantenernos en silencio. Sin embargo, la verdad de los hechos de aquellos años se ha transformado hoy en una injusta narrativa de falsedades que no podemos soslayar. 

De una manera al menos extraña, los familiares de Arreola compartieron con medios correspondencia personal entre Arreola y Poniatowska, en una transgresión a la intimidad donde el conjunto de los textos son incoherentes para todos los externos a la relación entre los dos escritores. Si bien las cartas de parte de Poniatowska pueden leerse como amables hacía su supuesto violador, ¿qué punto intentan demostrar los herederos ante un tema tan complejo?

En otra nota, Poniatowska menciona que no tiene ningún afán promocional la polémica y nunca buscó nada de la familia de Arreola, dando por cerrado el tema.

PARA LEER

En otra polémica de la escritora y un colega, vale la pena retomar la lucha mediática de años  que sostuvo con Luis González de Alba. Un buen lugar para comenzar es la última columna del fallecido escritor y la eventual respuesta de ella.


Vídeo Recomendado



Previo

COP25: El discurso de Greta y la lucha geopolítica por la crisis climática

Siguiente

Acusan a Calderón de haber sido cómplice de García Luna, ligado a sobornos del crimen organizado

Sin comentarios

Deja un comentario