‘Rush Hour’, una reflexión sobre el tiempo gastado en transportarnos

La cineasta Luciana Kaplan (La revolución de los alcatraces, 2013) estrenó su más reciente trabajo cinematográfico ‘Rush Hour (hora pico)’, en el décimo quinto Festival Internacional de Cine de Morelia. Preocupada por el tiempo que la gente gasta en transportarse a sus trabajos y perdiendo con ello momentos valiosos de su vida, la cineasta se interesó en realizar este material de corte documental.

Financiado con el Eficine 189, el documental retrata dicha situación a través de tres de las grandes ciudades más transitadas en el mundo: México, Estambul  (Turquía) y Los Ángeles (Estados Unidos). A través de tres personajes, un hombre que se transporta en auto propio y dos mujeres que lo hacen en transporte público, la directora ofrece una reflexión sobre el tiempo que perdemos en transportarnos de un lugar a otro.

Los tres personajes comparten el hecho de pasar la mitad del día transportándose a su trabajo. Todos sienten que están perdiendo algo esencial en sus vidas que no va a regresar. Mientras sus conflictos evolucionan, no pueden dejar de preguntarse: ¿será posible cambiar de vida?

La egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) explica que hizo una investigación y búsqueda para saber en principio las ciudades más congestionadas a las que iría a filmar. Sobre la elección de un hombre como parte de sus personajes, afirma que tampoco se está exento del tránsito, aun cuando tenga auto propio para transportarse y un buen trabajo, a diferencia de las mujeres que deben viajar en transporte público.

“Siento que no podemos vivir así, hay algo que se nos está escapando”, concluye la directora al ser cuestionada sobre las conclusiones que llegó tras realizar el documental.

La producción de Rush Hour tardó caso dos años. La fotografía estuvo a cargo del cineasta de origen nicaragüense Gabriel Serra, también egresado del CCC, quien asegura haber encontrado en Luciana Kaplan su alma gemela para trabajar cinematográficamente. “Nos gustaba como la cámara refleja cada uno de los personajes”, comenta el también director nominado al Óscar en 2015 por su cortometraje La parka.

Hay que destacar a los productores detrás de este trabajo: José Cohen, Carlos Hagerman y Martha Sosa, quienes se valieron de gente ubicada en las ciudades donde se filmó el documental para facilitar su trabajo.

 

Previo

Cataluña declaró su independencia...unilateral

Siguiente

Carlos Ginzburg, uno de los fotógrafos más destacados de Latinoamérica en el Carrillo Gil

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *