El emotivo mensaje de Serena Williams en su primera final en Wimbledon luego de dar a luz

Serena Williams, esa leyenda del tenis, dio a luz en septiembre del 2017 a una niña. Por obvias razones, su carrera descansó hasta hace unas semanas y finalmente llegó de nuevo a la final de Wimbledon 2018. La historia, por supuesto, es más complicada que ese resumen.

  • Williams estuvo en cama las primeras seis semanas después de tener a su bebé. Complicaciones respiratorias le provocaron una abertura en la herida de la cesárea, por lo que la tenista vivió sus primeros momentos de maternidad con riesgos de salud.
  • Leemos en Verne que Williams se ha vuelto una especie de vocera acerca de los problemas post-parto y durante el embarazo que sufren mujeres menos privilegiadas en el mundo. Dice en una carta publicada en CNN: “No estamos a la altura para ayudar a las mujeres del mundo”.
  • Claro que llegar a Wimbledon de nuevo fue algo enorme para Williams, pero no estuvo exento de sentimientos. El artículo en Verne señala que la tenista extrañó estar lejos de su bebé.

  • Aunque seas una gigante del deporte, tampoco es sencillo estar lejos de los hijos.

Citamos de Verne:

Williams volvió a las pistas en marzo, seis meses después de dar a luz a su hija Olympia y tras casi un año sin competir. “Antes de jugar casi me echo a llorar; echaba de menos a mi hija”, dijo entonces la tenista. Para la estadounidense, una de las mejores tenistas de la historia, estar alejada de su hija durante los periodos que exige la competición está siendo muy complicado. El 7 de julio, durante las primeras jornadas de Wimbledon, publicó el siguiente mensaje en Twitter lamentando haberse perdido los primeros pasos de Olympia.

Previo

La seguridad de las mujeres: un asunto pendiente y urgente para el próximo gobierno.

Siguiente

Acusa gobernador de Zacatecas presión de TV Azteca para convenios de publicidad oficial

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *