La mirada de Nahui Ollin: erotismo, transgresión y vanguardia en el MUNAL

El museo presenta esta exposición para mostrar un estudio puntual sobre la obra de una artista rebelde cuyo discurso era incómodo en su época.

Nahui Ollin. La mirada infinita es la primera exposición que el Museo Nacional de Arte (Munal) dedica a la figura de una de las artistas más vanguardistas y transgresoras de la escena cultural de los albores del siglo XX en México. Se trata de la revalorización de una artista que durante los años veinte del pasado siglo experimentó con la poesía, la literatura, el performance, la música y, sobretodo, la pintura.  

La exposición se presentará a partir del 15 de junio. Está integrada por 250 obras nacionales entre pinturas, impresos, dibujos, caricaturas y fotografías realizadas por la propia artista así como de artistas allegados a ella: Gerardo Murillo “Dr. Atl”, Jean Charlot, Alfredo Ramos Martínez, Antonio Garduño, Edward Weston, entre otros.

María del Carmen Mondragón Valseca (1893-1978), mejor conocida como Nahui Ollin, dejó un legado tangible en todas las obras de arte que creó. No obstante, éste no fue el único legado, puesto que a 40 años de su muerte sigue resonando en la sociedad el sentido absoluto de libertad que manifestó en todos sus procesos vitales y artísticos.


______

Con la adaptación curatorial de Mariano Meza, Nahui Ollin. La mirada infinita se divide en cuatro núcleos temáticos: en el primer bloque titulado Carmen Mondragón y la síntesis plástica, se muestra su inquietud por las artes plásticas, en expresiones como la caricatura y el arte intuitivo durante los años de la Primera Guerra Mundial, época en la que estuvo casada con Manuel Rodríguez Lozano.

En Nahui Olin: La ciencia como utopía moderna, se conoce su paso por la Academia de San Carlos, su interés por las ciencias, las vanguardias y las nuevas tecnologías. También queda de manifiesto su relación con Gerardo Murillo “Dr. Atl”, quien la nombró Nahui Ollin (el cuarto movimiento del sol, en náhuatl).

En el núcleo El cuerpo como expresión inmanente se enfatiza en el trabajo de fotógrafos, pintores y dibujantes que se inspiraron en la figura de Nahui Ollin para crear obras en las que el cuerpo y la desnudez son los vehículos artísticos.

Por último, en la materialización del recuerdo muestra cómo para Nahui Ollin, el color era activador de una remembranza y se observan escenas retratadas en pinturas de la vida cotidiana como las corridas de toros, las pulquerías, el circo o el zoológico.

A pesar de que Nahui Ollin fue una gran artista, pesa sobre su imagen la idea de que la  locura la llevó a la pobreza y a la miseria. Para combatir estos prejuicios, el museo presenta esta exposición para mostrar un estudio puntual sobre la obra de una artista rebelde cuyo discurso era incómodo en su época.

Nahui Ollin. La mirada infinita permanecerá en exhibición hasta el 9 de septiembre. Con la finalidad de enriquecer la exposición el Munal ofrecerá un programa de actividades paralelas que incluyen conferencias con especialistas y un ciclo de cine comentado con la participación de Joaquín Rubio Salazar. Para más información visite la página oficial del recinto.

Previo

(ACTUALIZADA) Hay avances en caso por el asesinato de Mara Castilla

Siguiente

La doble moral mexicana, otra vez: El caso Paola Rojas