Ricardo Yáñez expone la misteriosa relación entre el dibujo y la poesía

Para el poeta Ricardo Yáñez (Guadalajara, Jalisco, en 1948), hay una secreta —por misteriosa— relación entre el dibujo y la poesía. Este vínculo se exhibe en De la casa al vuelo, viñetas, su más reciente exposición. La cual se inaugura este lunes primero de abril a las 17 horas en la Biblioteca Daniel Cosío Villegas de El Colegio de México (Boulevard Picacho-Ajusco 20, Fuentes del Pedregal).

La muestra compuesta por más de 35 dibujos  da cuenta de las exploraciones artísticas del escritor, quien recientemente recibió el premio el Premio “Francisco González León” por su trayectoria literaria. Permanecerá abierta hasta el día 12 de abril, en un horario de exhibición de 8:30 a 20:30 horas. Para acceder a la Biblioteca es necesario llevar una identificación oficial.

“Cuando dibujo actúo como con la poesía: dejo que la línea me diga lo que quiere hacer. No propongo yo el camino, más bien trato de seguir su camino”, comentó Ricardo Yáñez en entrevista vía telefónica sobre el proceso creativo de su obra gráfica.



“El origen de estas viñetas es que me cansé de la literatura”, explicó Yáñez, quien es considerado uno de los autores más destacados de su generación, cuya obra literaria explora todos los registros de la poesía, desde los abismos interiores de las formas cultas al esplendor lúdico del canto popular.

“Tuve un bache al respecto y dije ya no quiero decir, quiero oír”, confesó el poeta, y explicó: “Lo que ocurre cuando uno dibuja es que uno está atento a otra cosa que no son las palabras. Esto me tranquiliza, me aquieta. De tal manera que cuando dibujo no estoy agitado por las palabras ni ante las palabras —por el temor o el gusto por las palabras.”

“La casa al vuelo”, dibujo que forma parte de la muestra. Fotografía tomada del Facebook del autor.

Sobre el acto de oír,  el artista refirió que hay tres actividades artísticas que son fundamentales en su obra: la poesía, el dibujo y la música. Para él éstas son “como una tríada, los lados de un triángulo que se conectan entre sí, se dicen cosas entre sí: la poesía con la música, ésta con el dibujo, el dibujo con la poesía…” Por esta razón, explica que nunca dejará de hacer poemas, aunque alterne esta actividad con las otras expresiones artísticas.

La exposición es presentada a través de los textos de sala de destacados artistas plásticos como  Gil Garea, Víctor Sánchez Villareal y Armando Brito. Éste último advierte que en esta muestra Ricardo (Yáñez) se muestra como el Poeta que es y nos ofrece otro de sus vocabulario […] La mano del Poeta nos abre una puerta para acercarnos a ese otro Ricardo, el que tal vez hace un soneto sobre el caparazón de un insecto al lado de torres y murallas con anuncios luminosos. La mano que dibuja y que desdibuja otra fauna, como si también estuviera buscando el centro misterioso del pensamiento.”

La muestra también presenta poemas del propio artista que complementan algunos de los dibujos, como si tratara de una vinculación natural. La curaduría estuvo a cargo de María Lourdes Quiroa Herrera, quien a decir del propio autor, “eligió textos que a mí me gustan mucho y que van muy bien con la exposición.”

“No sé si exista una vinculación natural entre mis poemas y mis dibujos pero el hecho de que Lourdes haya elegido esos poemas que van muy bien con la exposición me hizo pensar que hay una relación innata con la poesía. Pero eso proviene de la idea que ya he expresado de que la poesía no tiene que ver con las palabras sino con la percepción. Digamos, la percepción espiritual, la cual no cambia mucho de la vista al oído, es decir, todo se trata del mismo hombre percibiendo el mismo espíritu”, finalizó el poeta.

_____

_____

 

Previo

Cuentas oficiales de Botellita de Jerez confirmarían muerte de Armando Vega Gil luego de acusaciones en el #MeTooMx

Siguiente

A 100 días de gobierno, ¿se puede hablar de un nuevo modelo de desarrollo?

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *