Explicador: ¿Qué dice López Obrador sobre Bartlett y la caída del sistema ?

Una de las críticas más constantes hacía Andrés Manuel López Obrador, es que ha estado ligado a personajes que se identificaban como piezas fuertes en el salinismo. Destaca el caso del fallecido Manuel Camacho Solís, pero es más peculiar otro de los agregados. Uno a quién se le suele relacionar con la famosa caída del sistema de 1988: Manuel Bartlett Díaz. Este acontecimiento es recordado en la historia reciente de México como un factor fuerte en la elección que tuvo como ganador a Carlos Salinas de Gortari. 

Entonces, ¿qué piensa López Obrador del antiguo aliado de uno de sus actuales colaboradores? Esto fue hace unos meses, en medio del escándalo de Eva Cadena.


______

AMLO incluye a Salinas en la mafia del poder.


Ayer, sábado 8 de julio , Reforma publicó un vídeo en el que Manuel Bartlett declara acerca de la caída del sistema de 1988. En realidad, es nota, una que se resume en los siguientes puntos:

  • Dice Bartlett que fue chivo expiatorio.
  • Que, en efecto, no había con qué declarar ganador a Salinas.
  • Un recordatorio declarado a Cuauhtémoc Cárdenas, “que el PAN se puso de acuerdo con el PRI”.
  • Afirma que hubo complicidad del PAN con el PRI.

La transcripción textual de la sección más polémica del clip, vía Sin Embargo, es:

“Entonces, ¿quién ganó?, si se quemaron los paquetes, si se entregó Salinas al PAN -estaba muy preocupado, obviamente-, y si no revisaron los paquetes y no salió nada con este acuerdo y esa complicidad del PAN a la hora de hacer el dictamen: ‘Vámonos, tapen todo’. ¿Qué es eso? Es Salinas. No ganó la elección, la perdió”

Para nada esta es la primera vez en que Bartlett declara una versión de lo que realmente sucedió la noche de la elección en 1988. En La Jornada, en una nota de 2008 de Andrea Becerril, se recupera lo siguiente:

Secretario de Gobernación y presidente de la Comisión Federal Electoral (CFE) en julio de 1988, Manuel Bartlett Díaz rechaza haber instrumentado un “fraude cibernético” para arrebatar la Presidencia de la República al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Veinte años después de los controvertidos comicios, sostiene que jamás pronunció la frase: “se cayó el sistema”, aunque reconoce que el entonces presidente Miguel de la Madrid le pidió no dar información la noche de la elección, ya que si se oficializaba en ese momento –con datos parciales– que Cárdenas Solórzano iba ganando, al final nadie aceptaría un resultado distinto.

En la entrevista Bartlett retoma una narrativa parecida a la de su entrevista de 2017 con Reforma:

Quiero aclarar que como presidente de la Comisión Federal Electoral, no tenía obligación legal de dar resultados esa misma noche, porque además no los tenía, excepto la información que iba saliendo, que no era oficial y nos llegaba vía telefónica de los comités electorales. Los comisionados estuvimos toda la jornada sentados en las oficinas de Bucareli para atender quejas y conflictos que iban surgiendo, no manejamos ninguna cifra.

Y también maneja el argumento de que no existía siquiera un famoso sistema computacional:

Ante la queja de Fernández de Cevallos, “de inmediato el secretario técnico de esa comisión, Fernando Elías Calles, ofreció a él y a los demás comisionados pasar a sus oficinas, donde se estaba captando telefónicamente la información; no había, por supuesto, computadoras interconectadas, como ahora, ni un sistema electrónico”.

En dicha entrevista no hay mención del trato de Salinas con el PAN.


Un perfil de Proceso de 1992, escrito por Gerardo Galarza, tiene esta opinión del autor acerca de Bartlett:

Bartlett aprendió bien una regla no escrita del sistema priísta para sobrevivir políticamente: no estar contra de nadie que esté en el poder Es, sin duda, el que mayor formación y experiencia política tiene del grupo que gobierna al país desde hace dos sexenios.

Hace unos días, Cuauhtémoc Cárdenas mencionaba en redes sociales que Bartlett Díaz sabía más que lo que decía acerca de 1988.  Y esta semana, el colaborador de AMLO declaró a Reforma su opinión sobre un convenio de Salinas con el PAN declarar ganador al priísta.

López Obrador defendía su relación con Barlett en pleno 2012, al básicamente argumentar que si alguien había hecho algo terrible en el pasado, eso no tenía porque manchar su desempeño actual. Cita, vía Animal Político:

“Si en el pasado tuvieron un acto reprobable pero están en condiciones sinceras de enmendarlo y actuar con rectitud, poniendo por delante los intereses de la Nación, debe de permitirse la participación de quienes en otros tiempos actuaron de manera incorrecta”.

Previo

Historia de amor posmoderna

Siguiente

Monsanto enfrenta cientos de juicios por causar cáncer con sus herbicidas