Políticas Trump en Latinoamérica: Argentina firma polémico decreto migratorio

… con el objetivo de construir la unidad nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad, para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino: invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia: ordenamos, decretamos y establecemos esta Constitución, para la Nación Argentina.”

Ese es el preámbulo de la Constitución Argentina, cuyo actual gobierno encabezado por Mauricio Macri, ha decidido endurecer las medidas migratorias para “combatir las olas de violencia” por las que atraviesa el país.

La justificación de las nuevas políticas es el combate del crimen, pues según cifras oficiales el 22 por ciento de los internos del sistema penitenciario federal son extranjeros.

“Soy hijo de inmigrante, todos lo somos, y necesitamos seguir recibiendo gente que quiera venir a trabajar, pero también por falta de acción no podemos permitir que el crimen siga eligiendo a la Argentina como un lugar para delinquir. Necesitamos articular con los demás países, actuar de manera preventiva”, dijo el presidente argentino, Mauricio Macri, en su primera rueda de prensa del año.

Por su parte la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich también hizo declaraciones con tintes xenófobos al respecto: “Acá vienen ciudadanos peruanos y paraguayos y se terminan matando por el control de la droga. Muchos paraguayos, bolivianos y peruanos se comprometen tanto sea como capitalistas o como mulas, como choferes o como parte de una cadena en los temas de narcotráfico”.

El decreto 70/2017 establece medidas más duras para personas involucradas en hechos delictivos y a todas aquellas que hubiesen ingresado en forma clandestina a dicho país.

Parte de estas medidas emitidas a finales de enero dictan que que no podrán ingresar al país las personas que presenten documentación falsa u omitan informar sobre sus antecedentes penales; los que cumplan condena o tengan antecedentes –tanto en Argentina como el exterior- “por delitos que merezcan según las leyes argentinas penas privativas de libertad” o “delitos de tráfico de armas, de personas, de estupefacientes, de órganos o tejidos, o por lavado de dinero o inversiones en actividades ilícitas”. Estas causas podrán ser también utilizadas para cancelar residencias ya otorgadas, sin importar la antigüedad de las mismas.

Por lo anterior se le ordena al departamento de justicia de país notificar al de migraciones sobre cualquier proceso o delito penal cometido por un extranjero en un plazo no mayor a 5 días.

Evo Morales, presidente boliviano ha criticado la dureza de Macri y lo acusó de acercarse a las políticas del presidente estadounidense, Donald Trump. Morales envió una delegación a Buenos Aires para evitar más roces entre los países.

Con información de El País, The New York Times y Telam.

Previo

¿Quieres Visa? El Secretario de Seguridad Interior de EEUU quiere tus contraseñas

Siguiente

Lo que se sabe del secuestro (y liberación) de los policías comunitarios de Santa María Ostula