Ejidatarios exigen pago por “expropiación” de tierras para construir el aeropuerto de Guadalajara

En 1951 comenzó la construcción de lo que hoy es el Aeropuerto Internacional Guadalajara Miguel Hidalgo y Costilla, este gran terreno ubicado a 16 kilómetros de la ciudad, pertenecía a varios ejidos entre ellos el del Zapote de Tlajomulco de Zúñiga.

Más de 300 hectáreas fueron “expropiadas” en ese entonces y posteriormente para la construcción de la aduana. Más de 60 años después los ejidatarios no han sido indemnizados. A pesar de ordenes que en julio del 2014 el juez tercero de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo, Óscar Arturo Murguía Mesina, concedió el amparo y protección de la justicia federal al ejido El Zapote, para que se le restituyeran casi 307 hectáreas de su patrimonio. La expropiación, dijo el juez, tuvo vicios legales serios lo que hace ilegal la concesión otorgada en 1998 a Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP). Las tierras, aunque se encuentran en un procedimiento expropiatorio, este todavía no se ha ejecutado en forma.

A pesar del fallo, hace más de dos años, nadie ha pagado, ni el concesionario, ni el gobierno federal. Por esta razón un grupo de ejidatarios decidieron cerrar el paso de la carretera al aeropuerto el pasado 21 de septiembre. Los y las pasajeras tuvieron que caminar un kilómetro, aproximadamente, para llegar a la terminal. Este bloqueo permaneció casi una semana, después de algunas negociaciones, los ejidatarios levantaron el bloqueo el 30 de septiembre, pero tomaron el estacionamiento. Desde ese día este no tiene costo para aquellas personas que desean ingresar a el.

20160930_215652

En entrevista para Tercera Vía, Luis Gómez, uno de los ejidatarios que participan en el plantón que se ha instalado en el aeropuerto, relató que durante años han mantenido esta lucha para recuperar sus tierras u obtener el pago justo por ellas. Desde noviembre del año pasado las protestas se han intensificado, al principio el gobierno, dijo, trató de amedrentarlos “nos dijeron que nos iban a levantar”, después decidieron “darles largas”:

“La Secretaría de Comunicaciones y Transportes se había comprometido a entablar una mesa de trabajo siete días después de que saliera la sentencia. La sentencia salió el 14 de marzo, entonces decían que en siete días nos iban a pagar, luego 14 días, pasaba el tiempo y nada. Fueron al final 5 meses y la verdad es que estamos hartos de promesas. Por eso decidimos venir a protestar y pelear lo que es de todos nosotros”, dijo.

Las tierras pertenecieron a sus abuelos, quienes las trabajaban, ahora ya van por la tercera generación sin que el problema se resuelva. Los precios de indemnización ni si quiera se han acordado.

La presión ejercida por los ejidatarios rindió frutos, mañana martes 4 de octubre entablarán una mesa de trabajo en las oficinas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en la Ciudad de México, con el objetivo de que las autoridades firmen un convenio en el que se establezca la forma y proceso para que les realicen el pago de los terrenos. A la mesa asistirán los asesores del ejido y el representante ejidal Nicolás Vega. De lograrse el acuerdo, regresarán la administración del estacionamiento del aeropuerto a su concesionario.


Vídeo Recomendado

Previo

La democracia: "La hemos cagado"

Siguiente

Las derechas profundas en América Latina

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *