Siguen sin liberar a los 95 normalistas de Mactumactzá; ya tienen prisión preventiva

El pasado 18 de mayo, más cien personas bloquearon el paso en la carretera Chiapa de Corzo – San Cristóbal de las Casas. Eran estudiantes y pedían un piso parejo dentro de uno de los males que se acrecentó durante la pandemia: la brecha digital.

Pasa que -según cálculos de Proceso– alrededor de 120 estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumactzá taparon la caseta de peaje en protesta por la negativa de realizar el exámen de admisión del ciclo escolar 2020-2021 de manera presencial, ya que bastantes estaban imposibilitados por carecer de conexión a internet en la zona.

Como suele pasar en estos casos, llegó la policía federal (específicamente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana) y con el aval de la Fiscalía Estatal  de Chiapas se privó de su libertad a 95 jóvenes de ambos sexos, si bien reportes tempranos hablaban sólo de 23.


_____

_____

El mal récord de las autoridades mexicanas contra la juventud, los estudiantes y específicamente los normalistas es algo preocupante y en esta ocasión no fue la excepción. Leemos en La Jornada que incluso hubo abuso sexual contra las mujeres detenidas:

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó al Estado mexicano a investigar el “uso excesivo de la fuerza” utilizado contra estudiantes de la Normal Rural de Mactumactzá, Chiapas, e investigar las denuncias de agresiones sexuales que lanzaron algunas de las personas detenidas.

De igual forma, la CIDH indicó que, “según testimonios públicos, algunas mujeres detenidas fueron víctimas de agresiones sexuales como tocamientos y desnudamientos. Las personas detenidas habrían sido acusadas por los delitos de motín, pandillerismo, robo con violencia y ataques a vías de comunicación”.

En El País apuntan que un representa de la Normal indica que fueron 400 los policías desplegados por la autoridad federal en Chiapas, quienes habrían bajado de su modo de transporte (un autobús) a algunos participantes del bloqueo incluso cuando ya se estaban retirando.

El diario español agregó otro detalle preocupante: no existía una lista formal de detenidos porque no hubo un proceso en forma, aunque había dos menores de edad. Trasciende que fue usado gas lacrimógeno por parte de la policía, aunque en varias ciudades prácticamente se ha prohibido su uso por parte de las fuerzas del orden.

Los 95 detenidos ahora tienen prisión preventiva por -leemos en Proceso– “delitos de motín, pandillerismo, robo con violencia, atentados contra la paz y la integridad corporal y patrimonial de la colectividad y del estado y daños.

Ya hubo una marcha por parte de profesores, amigos y familiares para exigir la liberación de los estudiantes, que en todas las versiones se indica que se defendieron de los oficiales si bien éstos tenían gas lacrimógeno y equipo de seguridad, además de que superaron en  número a los manifestantes.

Los 95 siguen sin ser liberados en el país de verdades históricas. 


Vídeo Recomendado



Previo

¿Existe un baile de TikTok que es perjudicial para la salud? Esto dicen los datos

Siguiente

¿Y cuando la crisis de la pandemia termine, qué sigue? Un catarro más

Sin comentarios

Deja un comentario