Acusan negligencia y paran labores en Hospital de General de Ecatepec por muerte de Médico

Jorge Alejandro López Rivas no debió morir. Eso es lo que piensan los médicos internos y los residentes del Hospital “Dr. José María Rodríguez”, ubicado en Ecatepec, Estado de México, quienes decidieron suspender sus labores para realizar una asamblea, esto con el objetivo de organizarse para exigir el equipo indispensable y las pruebas necesarias para evitar que un caso como el de Jorge Alejandro se repita. 

Jorge Alejandro falleció el pasado 4 de enero de 2021 por Covid, pero en acuerdo con sus compañeros, fue la negligencia, la ausencia de insumos adecuados y la falta de atención oportuna las que terminaron siendo la verdadera causa de la muerte de su compañero. Además, señalan que Jorge fue obligado a trabajar pese a presentar síntomas de coronavirus, lo que ponía en riesgo a personal y pacientes y además impidió los debidos cuidados para el joven. 

En acuerdo con sus compañeros, los síntomas iniciaron el 12 de diciembre de 2020. Desde entonces Jorge reportó a sus superiores la situación, pero nadie atendió su queja, además de que se le indicó que debía continuar asistiendo a su guardia. Ya para el 21 de diciembre Jorge presentó problemas respiratorios, por lo que acudió con un médico particular y comenzó un tratamiento de oxígeno complementario. El 4 de enero Jorge fue llevado al hospital por presentar un 65% de oxigenación, donde los doctores intentaron reanimarlo en vano. 


“Hasta el momento, autoridades del hospital no se han contactado con familiares, ni han establecido una postura ante este lamentable acontecimiento, por lo que entramos en asamblea hasta recibir respuesta de las autoridades correspondientes aclarando que no nos negamos a cumplir con nuestras rotaciones en sus respectivos servicios”, declararon. 

Jorge Alejandro era médico interno de pregrado que había realizado sus estudios en la FES  Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Vídeo Recomendado



Previo

Una obsesión

Siguiente

El bisonte regresa a Coahuila un siglo después: imágenes increíbles

Sin comentarios

Deja un comentario