En la CDMX atropellan a nueve personas, incluido un repartidor de Uber Eats, fallece adulto mayor

Con anterioridad, en Tercera Vía hemos publicado contenidos acerca los peligros y asignaturas pendientes de autoridades y startups en cuanto a la infame economía del servicio que tiene como principales exponentes a Uber, Didí y Rappi.

Uber, por ejemplo, ni siquiera es redituable para sus inversores y cada viaje es subsidiado (aunque usted no lo crea) a pesar de las fuertes comisiones a los socios-choferes. A pesar de dicha situación, la empresa estadounidense es quien más gana en una alianza en la que los dueños de los autos y los conductores con situación precaria y metas diarias irreales. Peor aún la tienen los repartidores de Rappi y Uber Eats, ya que los que son ciclistas/motociclistas están más expuestos a situaciones de accidentes fuertes, con la misma pobre respuesta de los corporativos más preocupados por el estado de una comida.

Les importa más la pizza que tu vida: El horror de la economía del servicio



Por ejemplo, hoy en la cuenta #NiUnRepartidorMenos, dedicada a cronicar situaciones como las de párrafo anterior, nos encontramos con que un repartidor de Uber Eats fue atropellado (en CDMX) durante un accidente en el que otras 8 personas fueron víctimas de la imprudencia e irresponsabilidad de dos personas alcoholizadas, además de que una persona de la tercera edad falleció en el mismo evento.

Una página de Facebook de vecinos de la zona de Carrasco transmitió en vivo el momento de la detención de las personas responsables:

_____

_____


La cuenta #NiUnRepartidorMenos pretende dignificar el rol de aquellos trabajadores que por necesidad, con todo que perder y sin ninguna seguridad, son a quienes recurrimos para pagar el envió de algún antojo por medio de los intermediarios que ponen sólo la infraestructura tecnológica: las apps como Eats o Rappi.

Por ejemplo, hace poco reclamaron a un medio de comunicación la difusión de un contenido con poco rigor que más estigmatiza a los repartidores de comida vía aplicaciones:

Por supuesto, el que haya algunos repartidores organizadores no quiere decir que las empresas tecnológicas no tengan una deuda pendiente para mejorar sus condiciones de trabajo.

***

Mientras la exigencia de #NiUnRepartidorMenos va dirigida al titular de Semovi (Andrés Lajous), vale la pena recordar que últimamente las prioridades de dicha dependencia van dirigida a recoger bicicletas compartidas y arreglar el desastrozo proceso en el que la CDMX se ha quedado con menos opciones en movilidad que hace un año, para dejar de usar el automóvil.

Andrés Lajous, titular de SEMOVI, explota contra director de Mobike por dar retuits a críticas

 

 

 

Previo

Los seis ejercicios más eficientes para controlar el sobrepeso

Siguiente

Tenemos que hablar de los discursos de odio y lo sucedido en El Paso

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *