Janet Grossi #VocesVioletas

#VocesVioletas es un espacio semanal dedicado a compartir poesía escrita por mujeres de México y Latinoamérica.

Janet Grossi nació con genes misturados por  despedidas-llegadas, derrotas y celebraciones, un 06 de agosto de 1991 en la Provincia de Mendoza, Argentina. Actualmente con 27 años, es tesista de la Licenciatura en Psicología.  Escribe porque nada es no es sino al decirse, como suerte de inscripción y misterio. Así ha formado parte de las antologías “El café de los encuentros”, y “La juntada” antología 2018 x el festival internacional de poesía joven.

En 2018 editó de manera independiente el poemario de su autoría “Pestañee Humanidad”. Ideó y coordinó el proyecto “La mirada del Cóndor I”, antología que difunde poesía y narrativa de 26 escritores/as de la provincia de Mendoza, y “La mirada del Cóndor II” dotada de microficción; produciendo 1600 libro-objeto, realizados a mano por personas en situación de calle; emprendiendo vuelo para representar la literatura Argentina en La Feria Internacional del Libro de la Habana, y en el “Tercer Encuentro Iberoamericano de minificción” de la Feria del Libro de la ciudad de México. En la actualidad forma parte del colectivo artístico “Indeseables – Poesía Itinerante” difundiendo poesía en escuelas, hospitales, penitenciarios, bares y teatros.

A continuación presentamos una breve selección de su obra poética:


*

I.

El vértigo como renuncia al vientre del individualismo

una foto sepia sin nacimiento querrá ser nombrada

en generaciones que promulgan tortura

la derrota fue descanso

_____

_____

fantasía la autenticidad

de blanco es

la caída

por la cascada.

II.

Sumergirse

quién querría ser del río sequia

no preguntarse

cuando  la palabra por la vista se deshace.

Comprende no existe          engañan

el gen de la exigencia

que crea la prisión y diagnostica el pánico.

III.

Tropezar es lo mejor de un vuelo que se consume la vida

el goce dicen las cabezas que fuego.

La ciudad avanza ensordecida

mientras ellas   pájaros afinan su canto.

La brujería dice el puro terreno

que todo de sí desconoce.

IV.

Saciar la historia con el líquido de tus venas, mujer

no ves que hablan por ti sus sueños inacabados.


*

 

l.

Su ausencia fallece el día

antes de asirse los colores predilectos

en el cielo que no los alcanza.

Esconde en su cuello marchito

años tras la hora

ofrece al azar retazos más primitivos

ahora lo que acaba de sí

como orfebrería de baldosa que el viento ensucia

mas no deja huella,

en una repartija del alma para mancos.

La noche tan vasta en su silencio

tan falta de amor embriagado

de añicos olores y sudor

también fallece

bizca,

fija de un punto ciego:

el eco de su adiós.

II.

Arrastra el presente como por debajo del agua

y los cabellos enrulados en su memoria

hoy le tapan la cara,

de continuar le es más complejo que la esencia.

El coro de despedida renace del lodo que tumba los pies

mientras el rostro se agota de aprehender la arena pálida

step by step comprende

que a nadie le pidió nacer en la muerte.

Está falta de voz

hecho de manotazos.

lll.

Dibuja figuras extrañas arribando en su pecho

deseando lo incluyan en la partida,

crea señas de un nuevo idioma para perpetuar la soledad.

Como el final con la psiquis de un rey de un pueblo descabellado

es su alma, un parque de diversiones para el abandono

la angustia le esquiva a la palabra,

y perdura en su actuar.

 


*

Fallece el día

Hubo coraje para nunca más.

¿Qué nombre lleva tu última nostalgia?

¿A qué estrella perteneces?

¿Qué murmura tu intuición?

¿Cuánto vacío revivió tu deseo?

¿Cuánta vida te devolvió el último fracaso?

¿Cuántos tumbos te cobró la esencia?

¿En cuántas despedidas preparaste este gran encuentro?

¿Cuán dispueste estás a mirarte sin pestañear?

¿Cuánto de cierto tuvo tu razón, que continuas a danzar sobre los mismos pasos?

¿Existes en el silencio?

¿Te ves linde con los ojos cerrados?

¿Cuántas espaldas construyeron tu pared?

¿Cuánto dolor provocó tu versión más humana?

¿Cuál es la última historia que te humedeció?

¿Cuánta ira te provoca la injusticia?

¿Cuán dispueste estás a dejar de pertenecer para al fin pertenecerte?

¿Cuán diferente eres de aquello que te molesta?

¿Cuántos moruchos usas para ocultar tus sombras?

¿En cuántas cuotas has comprado esta ansiedad?

¿Cuán agradecide estás de la estabilidad?

¿Cuán víctima eres de lo que sientes?

¿Cuántas de mis preguntas te resuenan?

¿Cuán importante será tu respuesta en la inmensidad?


◊◊

*

El día que de sólo energía
ya no puedas verme
por favor, haz de estos huesos mudos un trueque
quizás gelatina para les enfermes
saciades de desolación
con las cenizas una limonada
que riegue las grietas
te tomes un trago
y brinden por el amor

Yo no quiero que me casen con la muerte
quiero aún muerta
un mundo mejor
seguir deconstruyendo
con tus flores de cemento
esta vez en tu cabeza
invitándote a que dudes de todas tus certezas
sea una pequeña muerte de tus partes viejas
y me hagas un asado de cultura bajo la luna nueva

también para que recuerdes que es sentir
y renazcas

resurjas

la única posibilidad de seguir
sin horas oscuras ni en poemas rendidos
quiero te tornes tiempo de un coraje agradecido



yo no sé qué habrá después
pero intuyo, in tuyo
que                 en tu     recuerdo

lo compartido nos rescatará a todo momento
porque nadie quiere que lo casen con la muerte
y yo quiero aún libre seguir contribuyendo.


*

◊ 

habrá que soltar.

habrá que saltar

◊◊◊◊◊

◊◊

◊◊

                                                                                                                                             entonces Habrá.

◊◊


*

De golpe, se sienta a tu lado esa respuesta, que tenía signo de pregunta en cada amor que dejaste ir. Y desde entonces, no hay forma alguna de recordar lo que te desvelaba el día anterior, o el invierno que te congeló los últimos huesos. De golpe, primavera. El único golpe que la vida me ha dado con forma de caricia.

 

Previo

Conoce todavía más libros recomendados por Fernando Savater

Siguiente

Crean nuevo método para espiar a los laboratorios científicos

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *