Natalia Rojas #VocesVioletas

Natalia Rojas (Melipilla, 1983) teje-planta y escribe. Publicó Pedernal en coedición Chile-Argentina por Cuadro de tiza y VOX Ediciones. Sus poemas aparecen en diversas revistas virtuales, fanzines y en antologías como Entrada en materia: 17 poetas jóvenes chilenos (Altazor, 2014) y Del caos a la intensidad: vigencia del poema en prosa en Sudamérica (Hijos de la lluvia, 2016). En el 2017 se adjudica una pasantía de escritura a Barcelona por el Ministerio de la Cultura y las Artes de Chile y en el 2018, la beca de creación que otorga dicho organismo.

A continuación presentamos una breve selección de su obra poética:




*

sale de mi boca sacudido el día              desvarío

vuélveme                  en otro lugar

se espera la noche     fuera de mi cuerpo

_____

_____

el bravo ausente día    la noche que tarda

las horas eran papeles       garzas desprendidas

sobre la línea del horizonte

leo lenta la luz afuera  quebrada

un animalito se cruza

haciendo ahora de la brasa          limo

fue      lo que arde    aire

fue      lo que calla   baila

el fondo se sujeta una huella   quiere decir

cerro  sombra  sierra o  idea nada más

trato de volverme muda y aparecen sus formas

lo oculto se vuelve esperanza cuando lo vemos

nos enferma en primavera

lo negro de la flor guarda su semilla en el eco del vacío

en el eco de la medida

lo lanzado     lo exento

en tus manos

sale la flor del murmullo

afanosa la flor          busca su sonido

que vacía en el silencio


◊+

*

trivalente es una palabra grave de cuatro sílabas. trivalente es una llanura con cuatro entradas. solo se ven dos

◊◊

autora:                 usted conoce las demás entradas (?)

ustedes:              son pétalos en proceso larvario –curioso, dirá-

son una noche subterránea al día -mudez, no dirá-

◊◊

trivalente se sostiene sobre un color metálico que une los significantes al paisaje/al sonido que busca pronunciar

la piedra da la dureza a la perspectiva

trata al consuelo amilanándolo

qué es la gramática cuando nos quedamos en silencio (?) me río pues sé que dios no lo sabe. como no sabe que existe, como no sabe alzar la voz ni aparecer. trivalente se llena de ausencia: algo de algo que de vuelo en vuelo, pierde sustancia

+


*

una mancha dentro del margen

la creatura gestual del error

rompiente/sendero perdido en tu tristeza

la espuma quieta de tu malestar

alcanzó la forma de orilla borrada

todo está poblado para ti

mientras yo vagabundeo inhóspita

en escala de grises y a cauces

no rehúyas la marea     se muestra

nace en señuelo como testigo

la forma cautiva el silbido trágico

nos traga la noche

tercos  nos ata a los helechos


*

se destila un origen, el logos viene a suceder la realidad sin logos. cuando chiquitita oía las conversaciones de los adultos sin esperar que me incluyeran

oí primero:                         la calle está expedita

pensé primero:                 quién es expedita? una niña y su nombre es expeda

cuando chica observaba a mi familia, todas estaban en silencio tratando de oír mandatos de un dios propio. el dios de mi familia resplandecía en el enigma del silencio que produce mi madre cuando está incómoda. pensé en las palabras, proponiéndome entrar con ese ser aviado al mundo de las cosas. las palabras permiten no hallarme sin el acento que descifra el silencio placental, es decir, no soy la insomne, no quien usa las palabras, muestro la ausencia entre ellas, las escribo

–natalia, qué significa sacrificial?-

 

yo quería decirles que había rajado la tela del sillón para buscar un tesoro

yo quería decirles que venía cayendo de la escisión del silencio


 

de aórgicos

(inédito)

Previo

Piden que Pasión de Cristo en Iztapalapa sea patrimonio cultural de México

Siguiente

Médicos residentes paran labores porque no les han pagado

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *