El Tren Maya no tiene estudios de impacto ambiental, pero los preparativos siguen

Nuevo día, nuevos acentos en los planes de la 4T. Resulta que hoy Reforma confirmó lo que algunos especialistas ajenos al gobierno federal habían estado advirtiendo: no hay estudios sobre impacto ambiental en relación al proyecto del Tren Maya.

Y más allá de la existencia de estudios formales sobre cómo afectará el faraónico proyecto a la  parte sur del país, algunas personas se han dedicado a difundir evidencia y argumentos para indicar que tal vez no es tan buena idea.

Para el debate: Algunos apuntes sobre el proyecto del Tren Maya

Esto dice la nota de hoy de Reforma, agregada por el sitio de El Mañanero (para libre lectura):

“En este momento estamos en la fase de licitación del proyecto ejecutivo, de ese proyecto ejecutivo se va a derivar la ‘manifestación de impacto ambiental’; en el momento que esté el proyecto ejecutivo podemos hacer una consulta amplia, informada, libre, como lo establece la ley y los parámetros internacionales”, señaló Josefina González Blanco (titular de Semarnat).

“Estamos conscientes de que puede haber alguna resistencia, pero también hay falta de información porque no tenemos proyecto ejecutivo terminado, una vez que lo tengamos, podemos informar y hacer la consulta”, añadió.

Estas declaraciones fueron otorgadas en una comparecencia ante las comisiones unidas de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados.

Hay que recordar que la aprobación ¿popular? para el #TrenMaya viene desde inicios del sexenio, previo a crisis de gasolina y los departamentos en Houston, cuando el mayor problema del gobierno federal era la legitimidad de las consultas populares, por aquellos que una parte mínima del padrón electoral estaba incidiendo sobre la economía del país. El ejemplo más claro, por supuesto, fue la cancelación del NAIM de Texcoco.

Habrá consulta sobre el Tren Maya aunque Mario Delgado prometió lo contrario

_____

_____

Aunque no hay estudios, para el ejecutivo federal la sociedad decidió con las consultas populares e incluso se adelantó a sus decisiones ya que desde antes comenzaron los preparativos para la obra que pudiera marcar el sexenio de López Obrador. Historia aparte es que existen pueblos originarios que se han sentido ignorados en esta decisión que los afecta directamente y aunque la titular de Semarnat también dijo que serán tomados en cuenta, de cualquier modo ya hay licitaciones en marcha.

¿Qué tanto puede cambiar el proyecto? “Es una idea”, dijo Gonzáles Blanco.

Gobernar con ideas.

El proyecto del Tren Maya ha ignorado a las comunidades indígenas aledañas

Previo

Gobernar con la soberbia

Siguiente

De la “deconstrucción” del amor a la erótica del diferir

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *