‘El viaje de Emma’, una reflexión sobre el luto y el autoconocimiento

Varios arquetipos y mitos se mezclan en la obra Quemar las naves: El viaje de Emma. La cual conforma un universo en el que se reconocen libros como La Odisea, donde Ulises emprende un viaje de retorno a su tierra. También está presente el  espíritu de diversas heroínas del teatro griego. Así como elementos de las obras de Shakespeare, donde las protagonistas hacen de la pérdida el principal motor para cambiar sus vidas.

Estrenada la noche del jueves 5 de octubre en el Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque, la obra fue escrita y dirigida por Rocío Carrillo y protagonizada por Georgina Rábago, Quien da vida a Emma, una mujer que aún no puede superar el dolor de la pérdida de su esposo y por ello se embarca a bordo de un buque en el que mantendrá un diálogo con el mar como con diversos personajes que le recordarán su pasado, sus sueños y la advertirán de su futuro.

Con una escenografía que utiliza elementos multimedia para crear diversas atmósferas, El viaje de Emma se convierte también en una travesía para el espectador. El se embarca con una suerte de piratas y paga con joyas y otros objetos el pasaje, que puede vislumbrar el ocaso en el mar a través de una pantalla o luchar contra unos seres con rostros en forma de ojo, para después entrar en una caverna donde una especie de hechicero de largo cabello brindará unas gigantescas perlas mágicas.

Sin enunciar ninguna palabra y haciendo uso de la música y otros elementos para acentuar los estados de ánimo, el montaje se convierte también en un viaje onírico donde se puede percibir la soledad de Emma al surcar esos territorios a veces oscuros, a veces colmados de una luz dorada por la que atraviesan gaviotas.

Pero también Emma se convierte en amiga y aliada de las sirenas y en una memorable escena se pierde en la magia de sus cantos con bellas vocalizaciones, realizadas con la colaboración de Betsy Pecanins.

En el montaje también participan Ernesto Lecuona, Alejandro Joan Camarena, Beatriz Cabrera, Jonathan Ramos, Margarita Higuera, Tabris Berges y Óscar Acevedo, con la escenografía de Érika Gómez, que convierte a cada elemento en un personaje más de la historia.

Mención aparte merece una de las escenas climáticas de la obra, donde aparece el personaje de Penélope, la esposa de Odiseo o Ulises, quien como bien es sabido jala cada día los hilos de su tejido para ganar tiempo frente a sus pretendientes.

No obstante en esta propuesta Penélope se muestra como una diosa de la noche y muestra a Emma sus secretos en una suerte de ceremonia donde ella misma se ve pequeña, en un barco también pequeño, pero del que al final se convertirá en capitana.

El público presente en el teatro El galeón celebró la calidad de este montaje que promete ser una de las propuestas más sólidas y singulares de la cartelera del último trimestre del año.

Quemar las naves: El viaje de Emma se presenta hasta el 28 de octubre en el Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque. Jueves y viernes 20 h; sábado 19 h y domingo 18 h.

Previo

'Otras Latitudes 2017', el termómetro del teatro nacional

Siguiente

"Tenemos que organizar nuestros dolores y nuestras rabias", Marichuy