¿Irreverencia o la peor publicidad? El caso Taquearte y los Niños Héroes

La publicidad es venderte aquello que no sabías que necesitabas. Viene en todas formas, aromas, colores y sabores. Por ejemplo, el caso Bachoco fue particularmente raro en su momento ya que es una empresa que vende productos derivados del pollo, como carne y huevos, productos que no se acostumbraba anunciar en medios masivos. Mucho menos tener una agencia dedicada a dicha cuenta.

Y así nació, hace décadas, una de las campañas más longevas de nuestro país. Ya sea un render en 3D o un cartón hecho con técnicas convencionales, la figura de un gallo junto a un copy ganador es algo que se ha ganado tanto a chicos como a grandes. Es buena publicidad. No salen las pechugas, alitas y mucho menos un cartón de huevos, pero se tiene a la marca presente.

Esta misma lógica, que para nada quiero decir que haya nacido con Bachoco, se trata de emular en otras categorías que no precisamente son las más anunciables. Como el caso de una cadena de taquerías. Ve un momento el espectacular de Taquearte en la Ciudad de México:

Puede ser irrespetuoso y de mal gusto. No por la burla a la verdad histórica pero confusa sobre niños que realmente no eran unos infantes. Simplemente, algunos podrían considerar que está mal hacer publicidad (y de tacos) alrededor de la muerte de unos jóvenes en medio de una de las mayores verguenzas nacionales. O hacer un copy alrededor de la tragedia, sin ponerle contexto histórico, sólo con eso ya puede entrar en la sección de cosas infames.

Lo cierto es que sí el anuncio buscaba invitarte a buscar unos tacos, tal vez no logre el objetivo. Pero si querían salir en vlogs, ser mencionados en radio, tener difusión tipo meme y ser comentados en Tercera Vía, fue misión cumplida. Taquearte está en los medios y la agencia superó las expectativas estadísticas, pero ¿será la publicidad que debe tener dicha marca?

Yo me quedo con esta conclusión: lo mejor para las agencia no siempre es lo ideal para el cliente. ¿Qué opinas?

Previo

El primer paso formal del Brexit: Reino Unido sí abandonará la Unión Europea

Siguiente

Trump condiciona acuerdo para los Dreamers

  • Octavio Torres

    Creo que tu nota es una opinión harto peregrina. Además, creo que deberías cuidar mucho la redacción.

  • Daniel Fuentes

    Me gusta la campaña. Me parece muy ingeniosa y divertida. Hace buen juego de palabras e imágenes. Creo que sí merece el #¡seasmamón! de Daniel Díaz Carrillo. Yo no me preocuparía mucho de ofender los simbolismos históricos. Creo que tú mismo mencionas que la historia de los niños héroes, tal y como se ha difundido institucionalmente, está llena de imprecisiones. Entonces, ¿cual sería el problema de tomar ventaja de esas imprecisiones “oficiales” y hacer una campaña publicitaria divertida?