La Fiesta del Libro y la Rosa y el escándalo por Juan Rulfo

Pese a quien le pese, Juan Rulfo se ha convertido en el amo del escándalo de las letras nacionales, aun después de muerto. Así como los fantasmas que pueblan la Comala de Pedro Parámo, la voz de Rulfo atrae los murmullos de todos: funcionarios públicos, editores, críticos, periodistas, escritores y, sobre todo, lectores.

“Sólo el ‘Quijote’ supera a Pedro Páramo” es la sentencia del crítico José María Espinasa, quien declaró que Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno (16 de mayo de 1917 – 7 de enero de 1986) “está más allá del bien, del mal y de los centenarios”. No obstante, tal parece que Rulfo es la mariposa que puede desatar la tormenta, en cualquier momento en que se invoque su nombre.

La Fiesta del Libro y la Rosa lo invocó para rendirle un homenaje. La edición 2017 de esta feria, organizada por la Coordinación de Difusión  Cultural  UNAM, comienza este viernes 21 de abril en medio del escándalo. Lo cual ha acarreado mayor interés hacia esta desangelada feria. Lo que en ediciones anteriores era un evento que sólo interesaba a una pequeñísima comunidad de lectores y románticos (por aquello de las rosas), ahora es un evento de interés nacional.

Tal parece que el ardid publicitario funcionó. Los herederos del autor de ‘El llano en llamas’, a través de la Fundación Juan Rulfo —que para algunos posee un carácter estalinista y para otros priísta—, protagonizó un episodio digno de telenovela. La Fundación, constituida en 1996 por la familia del escritor y fotógrafo mexicano con la finalidad de cuidar y difundir el legado artístico de Juan Rulfo, retiró el apoyo a la feria porque en ella se presentaría el libro ‘Había mucha neblina o humo o no sé qué’ de la escritora mexicana Christina Rivera Garza.

El berrinche llegó al grado de que Victor Jiménez, director de la Fundación, pidió que se retirara el nombre y la imagen del escritor de cualquier clase de actividad en dicha feria. Con lo cual la fiesta se quedaría sin el fantasma del cumpleañero pero no sin el festejo.  Pues la dependencia universitaria optó por seguir adelante con su programación y sólo canceló la conferencia sobre el autor de El llano en llamas que ofrecería Jiménez junto con el escritor Alberto Vital.

Ante esta desmesurada protesta, en un estira y afloja diplomático Difusión Cultural UNAM hizo “adecuaciones al programa” como la participación de los hijos de Juan Rufo. El cineasta Juan Carlos y el artista gráfico Pablo, se presentarán en la feria el sábado 22 de abril en una mesa de diálogo titulada “Conversatorio sobre la serie ‘100 años con Juan Rulfo'” que se llevará a cabo a las 11 hr. en la explanada del Centro Cultural Universitario.

Además la Difusión Cultural señaló que para no invadir los derechos de autor ni trasgredir los derechos de las marcas Juan Rulfo y Rulfo en sus 14 variantes registradas por la Fundación Juan Rulfo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial la feria orientó su programación a la realización de “actividades culturales sin fines de lucro”. Se acabó aquello de vender estampitas de Rulfo por sólo cinco pesitos.

Esta edición de la Fiesta tendrá tres ejes centrales, el más importante ya lo mencionamos, es el centenario del más grande escritor de México (pido perdón a los fans de Octavio Paz); los otros ejes son: los 50 años de la aparición de la novela de Cien años de Soledad, así como medio siglo de la muerte del Che Guevara.

La inauguración será a las 10:30 hr. de este viernes, estará a cargo del reconocido escritor y periodista colombiano Héctor Abad Faciolince, quien participará con Jorge Volpi en la mesa de diálogo “Un tal Nepomuceno Pérez”.

Para conocer todo el programa de actividades en la Fiesta del Libro y la Rosa que se celebrara del 21 al 23 de abril en el Centro Cultural Universitario y otro recintos de la UNAM de click aquí.

Previo

El audio donde Javier Duarte reconoce que financió al PRI con recursos de Veracruz

Siguiente

Marcha por la Ciencia: Una jornada para defender el derecho a conocer