Estudiantes producen el primer robot para asistencia médica en Oaxaca

Estudiantes de la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (Utvco) presentarán este mes el primer robot mexicano ensamblado con piezas de impresión 3D, que ayudará en terapias de rehabilitación. El robot, es la primer réplica que se hace en México desde los códigos y planos abiertos de InMoov; está hecho de un filamento PLA (poliácido láctico) biodegradable y utilizará para su elaboración cerca de ocho impresoras 3D, con un total de dos mil horas de impresión.

El humanoide, en su primera etapa, podrá mover sus extremidades con movimientos del cuerpo humano, mediante 32 servomotores y un dispositivo Kinect, indicó el director la carrera de Tecnologías de la Información en la Utvco, Alfonso Miguel Escobar. Durante la segunda fase se realizará la configuración y programación, además, el robot será capaz de reconocer objetos a través de un sistema de cámaras web ubicadas en las cavidades oculares, así como interactuar por medio del habla.

“Su objetivo principal es, una vez terminado, implementarlo en asistencia médica, principalmente en el área de rehabilitación”, dijo Miguel Escobar, en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). El directivo añadió que las características del robot se podrán orientar a la terapia de rehabilitación de forma particular en niños con discapacidad, con la integración del robot en terapias motrices o del habla.

En la construcción de este dispositivo trabajan los alumnos Alfonso de Jesús Ruiz Hernández, Martín Saúl Méndez Santiago, José Alberto Velasco Navarro, Adalberto Hernández Hernández y Mateo López Rojas, asesorados por el ingeniero Alfonso Miguel Escobar. La realización de InMoov contó con la participación de la empresa Robobrick, que busca que más jóvenes se integren a los diferentes proyectos que propicien el desarrollo tecnológico en México.

Este interesante proyecto, es una muestra del impacto que está teniendo la tecnología de código abierto y la impresión en 3D. Ya que InMoov es un proyecto Open Source, originalmente creado por Gael Langevin, que puede ser replicado y modificado libremente, lo que permite desarrollar aplicaciones diversas y mejorar la propia tecnología en colectividad.

Con información de La Jornada

Previo

Una nueva teoría para estudiar el genoma humano

Siguiente

Defraudadores y periodistas: Polarizada nación