David Picasso: El boxeador mexicano que también destaca en la Ciencia

Cualquiera podría pensar que el mundo de la ciencia tiene poco que ver con el boxeo. El arquetipo del investigador o la investigadora está más relacionado con la obsesión de resolver problemas lógicos y pasar horas en su laboratorio que con subir a un cuadrilátero y liarse a golpes con otra persona.

De hecho, en la historia hay pocos ejemplos de científicos que se hayan destacado en el ring, quizá el más conocido es el de Edwin Hubble, el emblemático astrónomo estadounidense, que además está más rodeado de mitología que de certezas en torno a sus habilidades pugilísticas, ya que según algunos le interesaba tanto alardear y construirse una reputación de hombre rudo que le pedía a un amigo que lo golpeara para dejarle cicatrices en el rostro.

Por esto mismo es que el extraño caso de David Picasso, un boxeador mexicano que también se dedica a la investigación científica, ha llamado la atención mediática. El “Rey” Picasso, como se le conoce en el mundo del boxeo, recientemente derrotó a Pablo Gómez en la pelea de peso supergallo, al vencerlo por nocaut técnico que le valió para alcanzar su vigésima segunda victoria a sus 22 años.

Ya son 11 peleas que gana por la vía del nocaut técnico y sigue luchando para consagrarse campeón mundial de otras categorías, sobre todo por la de peso supergallo del CMB. Pero quizá lo que más relevante en el cotidiano de este joven es que se trata de un destacado estudiante de Física y Neurociencias por la UNAM.

A sus 22 años, no solo empieza a llamar la atención en este deporte, sino sobre todo porque decidió continuar en el cuadrilátero antes de dar el salto a otras metas profesionales pero como estudiante de la máxima casa de estudios de México, la UNAM. Alumno de la Facultad de Ciencias y aficionado a los Pumas, Picasso tuvo un camino que elegir hace un par de años.

https://www.gaceta.unam.mx/wp-content/uploads/2020/10/201029-Dep1-f2-david-picasso-boxeo.jpg
David “El Rey” Picasso posando con su equipo de entrenamiento. | Fuente: Gaceta UNAM

Declinó beca de la NASA por el campeonato de la CMB

Picasso además de dedicar hasta 4 horas de entrenamiento diarias al boxeo, entre su disciplina y acondicionamiento físico, también es un alumno ejemplar para la UNAM. No sabemos si, como Hubble, a Picasso también le gusta alardear, aunque al contrario de lo del histórico científico norteamericano el peleador mexicano lo hace sobre sus capacidades en la ciencia. En el año 2019 comentó para la revista Récord que había aplicado para un programa de la NASA en Estados Unidos y había pasado algunas pruebas para llegar a la institución como becario pero al final decidió no continuar con el proceso.

«Hubo una convocatoria que hicieron para llevar talento mexicano, tuve el valor de postularme, alcancé uno de los primeros lugares pero iba a ser algo muy demandante y decidí mejor seguir con el boxeo», todo esto antes de consolidarse como campeón juvenil del CMB en la categoría pluma y supergallo.

_____

_____

Aunque no haya constancia de esto, lo que si es seguro es que se trata de un alumno persistente y serio pues aplicó varias veces para estudiar Neurociencias también en la UNAM por lo que ahora se desempeña como alumno de las dos carreras en la Facultad de Ciencias. Al mismo tiempo, busca consagrarse como campeón mundial y llenar el Estadio Olímpico Universitario, casa de los Pumas, en una de sus peleas.

Federica Bianco: La luchadora que rompe todos los paradigmas

El caso de David Picasso no es único en el mundo, de hecho si se trata de nombrar una figura que destaca por brillar tanto en el mundo del box y en el más alto nivel de la ciencia, la respuesta correcta es Federica Bianco.

“Creo que el box hace varias cosas que mejoran tu capacidad de pensar en un problema desde múltiples ángulos y, en última instancia, mejora tu creatividad” | Crédito: Alan Yu | Fuente: WHYY

Bianco, que actualmente es académica de la Universidad de Delaware, es una mujer que destaca en dos mundos que históricamente han sido dominados por los hombres. Cuando en una entrevista le preguntaron sobre si el boxeo la hacía mejor científica ella respondió lo siguiente:

“Ambas son actividades de resolución de problemas. Cuando estás boxeando, realmente te enfrentas a un rompecabezas, y la habilidad es no abrumarte y ver qué hace mal la otra persona para que puedas aprovechar eso. Eso es un rompecabezas. Y también lo es la ciencia ¿verdad?… Te enfrentas a un problema y tienes que descubrir cuál es la estrategia correcta para abordarlo”.

Texto del Colectivo Alterius | Con información de Gaceta UNAM, Agencia Invdes, WHYY y Gizmodo

 


Vídeo Recomendado



Previo

Hoy se Marcha por la Paz

Siguiente

Por lo pronto, ya no va "Va Por México"

Sin comentarios

Deja un comentario