¿Qué pasará con la periodista rusa que protestó contra la invasión a Ucrania? Podría pasar más de 10 años en prisión

A inicios de la tercera semana de marzo 2022, se difundieron clips e imágenes virales en las que una mujer irrumpió en una señal en vivo dentro de un canal de Rusia, con un mensaje antiguerra. Sobra mencionar que por dicho territorio, las opiniones disidentes son poco alentadas e incluso castigadas.

Este es el vídeo:

Leemos en Milenio  que se desconocía el paradero de la mujer de la pancarta, que ha sido identificada como periodista en la señal de un canal público (“Canal 1”). Su nombre es Marina Ovsianikova. En un régimen como el de Vladimir Putin, donde hasta los oligarcas pueden caer de la gracia del gobierno, resulta preocupante que no se conociera si siquiera Marina seguía viva.

_____

_____

Incluso, representantes del gobierno ya descalificaron su protesta . Dice el cable de noticias retomado por Milenio:

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, calificó hoy de “hooligan” (pandillera) la actitud de Ovsianikova: “En cuanto a esta mujer, es un acto de vandalismo. El canal y las agencias respectivas lo están investigando”.

Mientras tanto, el portal OvdInfolive, una organización no gubernamental (ONG) defensora de los detenidos por las protestas en Rusia, dijo que sigue sin conocerse el paradero de la periodista Maria Ovsianikova. 

En El País hemos encontrado que fue multada por el equivalente a 250 euros y eso es sólo el inicio del proceso legal que le espera. De hecho, su postura antiguerra había sido manifestada antes en redes sociales pero no había sido perseguida por el gobierno ruso hasta su aparición en el noticiero. Tanto así que pudo ir a su trabajo e ingresar al foro.

Entonces, uno de sus procesos judiciales pendientes es por instar en redes sociales a protestar contra la invasión a Ucrania. Leemos en el medio español:

El canal Baza ha divulgado la sentencia, donde fue eximida de un primer arresto de 10 días por tener dos niños, pero las autoridades planean imputarle el nuevo artículo del código penal ruso por “difusión pública a sabiendas de información falsa sobre el uso de las fuerzas armadas rusas”, que puede llegar a estar penado con tres años de cárcel, 15 si el juez considera que pone en riesgo las operaciones militares.

Trasciende que Marina ha indicado que le daba vergüenza ser parte de la máquina de propaganda y que también tiene dos hijos, lo cuál no ha calmado el hambre de venganza del Kremlin ya que si sigue en su cruzada contra la guerra y difundiendo en redes sociales la realidad de la invasión a Ucrania, podría ser castigada con más de diez años de cárcel , a lo consultado por El País.


Vídeo Recomendado



Previo

Pueblos en resistencia convocan a la Caravana por el Agua y por la Vida

Siguiente

Estás en la historia más nueva

Sin comentarios

Deja un comentario