9 de cada 10 víctimas de violencia intrafamiliar son mujeres y el delito ahora se perseguirá de oficio

Con 434 votos a favor, se aprobó en la Cámara de Diputados y Diputadas una reforma al Código Penal que tiene por objetivo modificar la forma en la que se persigue el delito de violencia familiar. Estos cambios serán turnados al Senado, donde se continuará con el proceso legislativo previo a su promulgación.

Antes de esta propuesta, la violencia intrafamiliar solo podía perseguirse mediante una denuncia de la parte afectada. Esto solía dificultar que gran parte de estos delitos pudieran ser sancionados, debido a que este tipo de agresiones iban comúnmente acompañadas también por amenazas, intimidación o control sobre las víctimas.

Lorena Villavicencio, diputada del grupo parlamentario de Morena y quien presentó el dictamen, afirma que la violencia física en un entorno familiar está acompañada por violencia psicológica, lo que disminuye la capacidad de las partes afectadas a denunciar. Ahora las autoridades podrán tomar acciones de oficio, sin necesidad de estos trámites.


La legisladora menciona que la gran mayoría de afectadas por este delito son mujeres, pues es una proporción de 9 por cada 10 víctimas. Este problema repercute en casi la mitad de las mujeres que se han unido o casado según cifras del INEGI que argumentó al expresar su postura, por lo que es una situación que está profundamente arraigada en la sociedad mexicana y necesita nuevas y contundentes formas de abordarse.

La reforma que agrega un tercer párrafo al artículo 343 Bis del Código Penal espera ser una medida que se traduzca en la disminución efectiva de la impunidad al delito de violencia intrafamiliar. Ahora se facilitará que se pueda actuar sobre estos crímenes, lo cual mencionan en la Cámara, era algo necesario e impostergable.


Vídeo Recomendado



Previo

Una carne asada el origen del incendio de Arteaga que afecta más de 10 mil hectáreas de bosques

Siguiente

Policía de Tulum asesina a una mujer en la vía pública: oficial presionó su rodilla sobre su cuello

Sin comentarios

Deja un comentario