¿Por qué decir ‘whitexican’ no es racismo inverso?


Escucha nuestro podcast



Hace unos días hablamos de la polémica por la nueva película del director mexicano (aquí nació) Michel Franco. La entrada, de Francisco Trejo, fue acerca de la responsabilidad al contar historias y cómo hacer cine sigue siendo el privilegio de algunos.

Hacer cine es un privilegio. Seamos responsables. Sobre Nuevo Orden.


Al final, se otorgó un voto de confianza a la historia (porque sólo algunos la han visto) y el que pudiera retratar de manera empática el enojo de algunos contra los grupos opresores. Hoy, pasa algo que reduce dramáticamente nuestra esperanza en la vena dramática del director.

Con ustedes, Michel Franco, el último embajador de “el que me digas whitexican me ofende”.

¿Alguien le explica a Franco por qué el racismo inverso no existe? De hecho, en El País (vía Verne) ya existe una guía útil para comprenderlo por la gran @atomicdarinka:

En el libro México Racista, el historiador Federico Navarrete detalla que el concepto de “racismo inverso” , aún cuando se trate de insultos o agresiones de personas morenas hacia otras de tez más clara. Yásnaya Elena Aguilar, lingüista mixe y columnista de EL PAÍS indica que “para que el racismo fuera al revés tendrías que tener la situación contraria a la que se ha vivido por siglos: que la población blanca hubiera sido esclavizada, que no hubiera podido tener acceso a universidades, que se hubiera traficado con ellos y que el canon de personas fuera de personas no blancas y que los puestos de poder fueran ocupados por personas no blancas”, dice a Verne, vía telefónica.

Así que si ves a Michel Franco, explicale y pasale la liga de Verne.


Vídeo Recomendado



Previo

Vacunar a todo el país llevará por lo menos un año

Siguiente

Estás en la historia más nueva

Sin comentarios

Deja un comentario