Esto no para: Tenemos que hablar del exceso de mortalidad en México por la pandemia


Escucha nuestro podcast



Primero que nada, hay que recordarle a la audiencia de Tercera Vía que Nexos no para en su actualización mensual respecto a las actas de defunción en CDMX durante la pandemia en su estudio de los otros datos sobre las muertes que deja el COVID-19 y lo anormal de los números sobre defunciones en la capital del país.

La versión actualizada hasta el 23 de agosto, nos platica un panorama desolador: un incremento de 109% en decesos al promedio de los últimos cuatro años en el mismo periodo (semana 14 a 34) analizado.

Por cuarta semana consecutiva, el exceso de mortalidad creció en la capital del país. Esto no ocurría desde el pico de la semana 21. Se estima que entre el 17 y el 23 de agosto el exceso de mortalidad fue 1 144, cifra que representa un incremento con respecto a la semana anterior, cuando la diferencia entre los decesos semanales eran 983 superiores a lo esperado.


Si se considera todo el periodo analizado, de la semana 14 (30 de marzo) al final de la semana 34 (23 de agosto), el exceso de mortalidad es de 31 247 decesos. Esta cifra es 109 % superior al promedio observado en las mismas 21 semanas durante los últimos 4 años.

El artículo completo puede leerse en el blog de Datos en Nexos.


En Animal Político, colaborando con Proyecto Li, tienen un análisis nacional que nos habla de 130 mil fallecimientos más que en 2019. Lo cual es un número alarmante y lamentable, así como abstracto y frío, para todos los que no estamos familiarizados con cuantas personas usualmente fallecen en México  pero que quiere decir lo siguiente: un exceso de mortalidad del 55%, y eso hasta el 30 de junio y con datos de 20 estados.

Como dice el tuit anterior, de los 131 mil fallecidos entre abril y julio, sólo casi el 40% se explican por COVID-19 pero un tema añejo tanto en este sitio como aquellos que tienen el origen de estos análisis rigurosos, es que México tiene un grave problema en registro de datos de COVID-19 y se advierte una subrepresentación en los pacientes, debido a políticas estatales que -por ejemplo- no cuentan a los asintomáticos o no realizan las pruebas suficientes.

Tenemos que hablar del exceso de mortalidad en México por el COVID-19: es el sistema, no eres tú

Entonces, ¿está muriendo misteriosamente mucha más gente en la CDMX y -de hecho- en todo el país y sólo el 40% es por COVID-19? Es bastante improbable.

La investigación de Animal, junto a proyecto Li, explica lo siguiente:

El periodo elegido para la comparación abarca del 1 de abril al 31 de julio, toda vez que la primera muerte por coronavirus se registró el 18 de marzo. 

De ahí que, el exceso de mortalidad ocurrido en la pandemia asciende a 130 mil 377 personas fallecidas en 31 entidades del país, entre el 15 de marzo y el 31 de julio.

En julio, tras la reapertura de actividades económicas luego del confinamiento, se registró el mayor número de muertes en 21 estados del país: Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Tlaxcala. 

El reportaje también resuelve otra duda común al especular con estos datos, ¿se está diciendo que los 130 mil murieron por Coronavirus? Para nada, pero el aumento tan severo también puede explicarse por daños colaterales, como un sistema de salud rebasado y con prioridad en la pandemia, dejando de lado otros pacientes cuya muerte podría haberse evitado en una temporada más desahogada para el sistema de salud.

PARA LEER: El reportaje completo en Animal Político y un mega hilo desglosado estado por estado

 


Vídeo Recomendado



Previo

Ciudad Juárez: Represión en la marcha feminista contra el abuso policiaco

Siguiente

Estás en la historia más nueva

Sin comentarios

Deja un comentario