¿Por qué no avanzó el tema del derecho a decidir en la Corte? Aquí te lo explicamos

Al final, no se aprobó, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el proyecto del ministro Alcantará en relación al aborto. El contexto era una decisión histórica, basada en un amparo planteado por un caso en Veracruz, que hubiera obligado a los estados a dejar de penalizar de una vez a las mujeres por aplicar el derecho a decidir.

Faltaron votos a favor, sólo hubo uno (el del ministro Alcantará) y cuatro en contra.

Prepara la SCJN camino para que el derecho a decidir sea una realidad en Veracruz


¿Qué pasó?

Es un tema procesal y no de fondo. El debate estuvo no en algo moral, sino en la aplicación de la ley.

_____

_____

Rebeca Lorea, abogada en GIRE, explicó en Twitter que para nada hay una discusión sobre machismo o cerrazón en la corte, sino que fue una cuestión de forma:

Lo explica así:

Una nota de La Jornada, abunda sobre los argumentos de la ministra Piña Hernández, alrededor de la falta de obligación de los congresos locales para legislar sobre el tema. El texto apunta lo siguiente:

https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2020/07/29/scjn-rechaza-proyecto-para-despenalizar-aborto-en-veracruz-1756.html

Al respecto, la ministra Norma Lucía Piña Hernández señaló que las asociaciones que promovieron el amparo no reclaman en el fondo una omisión legislativa, sino la supuesta discriminación que existiría por no incluirse en la ley actual las causales para la interrupción del embarazo en estadios tempranos.

En síntesis, no advertían la omisión legislativa que proponía el proyecto -omisión legislativa, porque el Congreso del Estado de Veracruz tenía la obligación de adecuar su legislación acorde a tratados al parámetro de constitucionalidad y convencionalidad-.

El ministro González Alcántara concluyó con esto:

“La omisión legislativa no es solamente que no se hubiera legislado, sino que se puede legislar derogando una serie de disposiciones que son contrarias al interés de la mujer”.

Posdata


Vídeo Recomendado



Previo

El caso Lozoya lo confirma: solo los pobres van a la cárcel

Siguiente

Construyendo una agroecología para alimentar a los pueblos

Sin comentarios

Deja un comentario