Regalazo: AMLO regresa los tiempos oficiales a las televisoras y radiodifusoras (¿para volverlos a comprar?)


Escucha nuestro podcast



El presidente López Obrador ha sido implacable estas semanas de contingencia, pero no contra aquellos que difunden fake news, los especuladores de medicinas o quienes no se guardan en casa. Más bien ha seguido enfrascado en sus conflictos de siempre con aquellos que ha denominado como sus críticos (que se resumen en “conservadores” y “fifís” dentro del lenguaje presidencial), saludando a la mamá de un criminal asesino y condenado, acosando a un Congreso local autónomo y -esto es importante- teniendo de aliado al dueño de la televisora que resulta ser uno de los empresarios consentidos del sexenio.

El curioso caso del empresario que piensa igual que AMLO (y aumentó en un 56% su fortuna mientras tanto)


Implacable también ha sido con los pequeños empresarios, quienes de manera informal están luchando para que la SHCP y hagan alguna modificación fiscal para enfrentar los duros tiempos económicos del Coronavirus. Pero la bondad del presidente sí existe, y no es exclusiva de la mamá del Chapo, sino que también los dueños de televisoras y estaciones han sido beneficiados. Sólo que estos empresarios legítimos lo serán por decreto presidencial.

Expansión Política recuperó esta cita del presidente durante La Mañanera de hoy:

“Hice un compromiso hace un tiempo en una reunión con concesionarios de radio y televisión y les ofrecí que íbamos a analizar la devolución de los tiempos oficiales y hoy voy a firmar el acuerdo, devolvemos los tiempos oficiales a estaciones de radio, canales de televisión porque un gobierno que mantiene comunicación permanente con el pueblo, un gobierno del pueblo no necesita propaganda”

El argumento de AMLO es que dichas empresas la están pasando mal por los tiempos actuales (ese tal COVID-19 al que no le daba importancia hace semana y media), aunque en realidad es el sentimiento generalizado en cualquier industria, pero para los dueños de medios comunicación oficial existe esta dádiva que ni siquiera el llamado telepresidente Peña Nieto se atrevió a otorgar.

Aunque López Obrador expone que el Gobierno Federal no tiene dinero para comprarles anuncios (¿entonces por qué renuncia al tiempo?) tiene la esperanza de que la iniciativa privada saldrá al quite y comprará esos espacios. Claro, otros clientes potenciales son los mismos órdenes de gobierno, legislativo, judicial y  partidos políticos e instituciones públicas.

_____

_____

La desgracia de este hecho así fue explicada por el académico Raúl Trejo Delabre:

 


Vídeo Recomendado



Previo

Para ti no habrá sol, una novela que habla sobre los yaquis del barrio La matanza

Siguiente

México aumenta la producción de suministros médicos…para Estados Unidos...

Sin comentarios

Deja un comentario