‘Las relaciones mentales’ de Eduardo Costa, en el Museo Tamayo

El Instituto Nacional de Bellas Artes y el Museo Tamayo Arte Contemporáneo presentan la primera retrospectiva en México del trabajo que ha desarrollado por más de seis décadas el creador argentino Eduardo Costa: “Las relaciones mentales”, la cual reúne instalación, video, pinturas volumétricas, monocromos, facsimilares, material de archivo y una pieza de rock.

“La exposición, que es un recorrido a través de 140 obras, entrelaza los diferentes momentos del artista, en los cuales viajó a lo largo del continente americano y participó con grupos artísticos que ahora los vemos como históricamente relevantes”, señaló en entrevista la curadora de la muestra, Manuela Moscoso.

“El recorrido no sigue una línea cronológica, sino que está guiado bajo una serie de preguntas que Costa ha intentado responder a través de su quehacer y tienen que ver con el medio, las formas de representación y la circulación del arte. Estos cuestionamientos los ha abordado desde el performance hasta las pinturas volumétricas que ha hecho en los últimos años”, explicó la curadora.

En la década de los sesenta, el arte se debatía en torno a la creación de la obra y los límites entre el arte y el no-arte, y la obra de Costa se encuentra impregnada de estas preocupaciones. El artista juega con muchos de los elementos para cuestionar estos estatus que se generan dentro de las bellas artes.

A lo largo de la muestra podemos ver cómo se interesa en cuestiones como la utilización del arte y si este puede ser útil, y también cómo puede ser representación del mundo, además de la pintura como medio específico del arte con su pintura volumétrica. La exposición nos hace adentrarnos en uno de sus cuestionamientos centrales: el arte como medio de comunicación, ya sea pasivo o como un elemento que circula en nuestra cotidianidad.

De acuerdo con Moscoso, el recorrido también aborda las relaciones afectivas de Costa evidenciadas por medio de encuentros con diferentes colaboradores creativos en geografías distintas, ya sea en Nueva York, donde participó en el movimiento de literatura oral con sus paint poems, hasta la composición de letras para un grupo de música pop: Virus, de Argentina.

En las décadas recientes, Costa es conocido por sus volumetric paintings o pinturas volumétricas, que son pintura sobre capa de pintura, donde no hay un soporte, por lo que podrían ser tanto pinturas como objetos, y yacen entre lo abstracto y lo figurativo, donde una figura puede ser tanto una cebolla como un cubo. Son obras en las que, con sentido del humor, el artista cuestiona el medio de la pintura y su cercanía con la escultura e, incluso, con el performance.

Actualmente, en el marco de la retrospectiva, en la revista L’Officiel México el artista realiza una intervención. “Él entró como parte de la editorial, donde unas piezas de su creación: unos dedos y unas orejas de oro, son puestos como accesorios de moda. No se dice dentro de la revista que son objetos de arte”. Como antecedente, en la década de 1960 colaboró con la revista Caballero de México con una serie similar, denominada Fashion Fiction.

La curadora resaltó que el título de la muestra, Las relaciones mentales, parte del quehacer diverso del creador: “Eduardo también ha sido escritor de poesía, crítica de arte y cuento. Bajo este título, el cual pertenece a uno de sus textos, quisimos englobar el universo del artista, desde la carga conceptual, sus relaciones afectivas y a él mismo como creador y escritor”. La exhibición puede ser visitada hasta el próximo 7 de enero.

_____

_____

Previo

El Templo Mayor tiene nuevo vestíbulo y nueva exposición

Siguiente

Descubren en Indonesia una nueva especie de los grandes primates

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *