Los estudios en biodiversidad mejoran gracias a la Ciencia Comunitaria

Las nuevas tecnologías están cambiando la forma en que recopilamos datos sobre biodiversidad. Los datos que una vez requerían equipos caros, voluminosos y frágiles en viajes de campo ahora se pueden recolectar en dispositivos baratos, compactos y robustos. En un artículo reciente en el Biodiversity Data Journal se describe la construcción de un registrador de datos ambientales utilizando la plataforma Arduino. Se espera que este trabajo aliente la adopción de nuevas tecnologías de recopilación de datos por los científicos de la biodiversidad y fomente nuevas colaboraciones con aficionados a la electrónica y los ingenieros electrónicos que tienen un interés en la biodiversidad.

La plataforma Arduino (un dispositivo de microcontrolador diseñado para hacer prototipos interactivos a bajo costo) proporciona una alternativa de bajo costo y sobre todo personalizable a los carísimos Data Loggers (equipos que mediante diversos sensores son capaces de captar y almacenar información climática y otros datos de diversa naturaleza) que comercializan empresas privadas.

http://www3.imperial.ac.uk/newseventsimages?p_image_type=mainnews2012&p_image_id=24455
Un grupo de Investigadores colaboran con pobladores originarios de Tiquipaya en Bolivia, para realizar monitoreo de sus recursos naturales.

Dependemos cada vez más de la Ciencia Comunitaria para recopilar los datos de biodiversidad, sin este tipo de aportes ciudadanos el monitoreo a escala global simplemente sería imposible de realizar. Por eso en este medio hemos hecho énfasis en el importante trabajo que realizan diversos grupos de aficionados a la investigación biológica para proporcionar gran parte de nuestro conocimiento sobre la distribución cambiante de las especies. Muchas de estas personas están interesadas en utilizar la tecnología para maximizar el valor de los datos que recogen, pero no tienen los recursos financieros o tecnológicos para aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece la tecnología y por esta razón es que proyectos como el de Ed Baker, el autor del trabajo, permitirán un mayor acceso a las últimas tecnologías.



En los últimos años, la ciencia de la diversidad biológica ha utilizado conjuntos de datos cada vez más grandes, desde la recolección global de datos de especímenes y observaciones en el Servicio Mundial de Información sobre Biodiversidad (GBIF) hasta el seguimiento de los cambios en el hábitat y la vegetación utilizando datos de satélites. Tecnologías como las que se desarrollan con Arduino, y otras plataformas de Hardware de Código Abierto, aportarán valor a los estudios tradicionales de biodiversidad y aumentarán su uso para ayudarnos a entender las especies y cómo interactúan con su entorno.

“La introducción de dispositivos de microcontroladores fáciles de usar como el Arduino ha llevado la electrónica digital a una audiencia más amplia”, comenta el autor Ed Baker. “Existe un gran potencial para la comunidad científica que aborda problemas de biodiversidad si colaboramos con “hackers” y “makers” que pueden actuar como ingenieros ciudadanos, de la misma manera en la que trabajamos con naturalistas amateurs, que dada su experiencia en estos tópicos deben ser vistos como científicos ciudadanos”.

Previo

Inicia contienda por la rectoría de la UAM

Siguiente

El ave baterista: Ser un rockstar para asegurar la reproducción

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *