Arte y Ciencia: Los nerds que la rompieron en la música


Escucha nuestro podcast



Contrario a lo que parece, las Ciencias y las Artes siempre han tejido puentes. De hecho es habitual que los científicos destinen tiempo a expresar de forma artística las emociones que suelen ser relegadas en la investigaciones que realizan de forma rigurosa y tampoco es extraño que las personas dedicadas al arte se adentren en detalles profundamente técnicos dentro de su oficio.

Así es que Artes y Ciencias se retroalimentan, e incluso llegan a dimensiones tales en su encuentro que producen obras que diluyen las fronteras entre la belleza y la tecnología. En estos tiempo es más frecuente encontrar proyectos en los que el arrojo de los artistas enriquecen la investigación científica, pero desde mi punto de vista resulta más extraordinario cuando los científicos logran destacar en alguna actividad artística. Por esta razón consideramos importante rescatar una lista de grandes científicos que más allá de sus aportaciones para entender como funciona nuestro Universo, la rompieron como pocos en la música.

Brian May, guitarrista de Queen y Astrofísico


El inglés Brian May es mundialmente conocido como guitarrista de la legendaria banda Queen pero pocos saben que también es Doctor en Astrofísica.

Durante los setentas, como científico, se dedicó a estudiar el reflejo de la luz del polvo interplanetario en el Sistema Solar, investigación que realizó en el observatorio Teide de la isla de Tenerife entre 1971 y 1972. Este análisis fue publicado en dos entregas: una en la revista especializada Nature (1972) y otra en la Royal Astronomical Society (1975).

Más recientemente, May formó parte del grupo de expertos encargado de interpretar la información sobre Plutón y sus cinco lunas recabada por la misión no tripulada New Horizons de la NASA.

Tom Scholz, guitarrista de Boston e Ingeniero Mecánico

_____

_____

Tom Scholz es un músico estadounidense famoso por ser guitarrista de la agrupación norteamericana Boston pero, antes de dedicarse de lleno al rock, se graduó como Maestro en Ingeniería Mecánica en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En los años ochenta, Scholz logró unir su pasión por la música con su preparación científica y técnica para crear Scholz Research & Development, Inc., una firma dedicada a la investigación, diseño y fabricación de productos tecnológicos para músicos. Entre estos destacan el atenuador Power Soak y los amplificadores para auriculares Rockman.

Milo Aukerman, cantante de Descendents y Biólogo

El vocalista de la banda de punk rock estadounidense Descendents, Milo Aukerman, es también compositor y hasta bioquímico. Este cantante cuenta con doctorado en Biología de la Universidad de California en San Diego, así como un post doctorado en Bioquímica por la Universidad de Wisconsin, Madison.

Durante un tiempo, como científico, Aukerman se dedicó al estudio de la biología evolutiva y la genética. Además, antes de decidirse por hacer música de tiempo completo, trabajó como investigador de planta de la empresa multinacional dedicada a la química DuPont.

Greg Graffin, líder de Bad Religion y Biólogo Evolutivo

Greg Graffin es co-fundador y vocalista de la banda de punk rock californiana Bad Religion, así como profesor de ciencias en la Universidad de California con sede en Los Ángeles.

El músico se convirtió en Maestro en Geología dentro de la misma institución y, más adelante, se doctoró en Paleontología Evolutiva por la Universidad de Cornell.

Entre sus temas de estudio se encuentran la Biología Evolutiva, así como la Historia y la Filosofía de las Ciencias, conocimientos que hoy comparte con sus estudiantes universitarios.

Dexter Holland, líder de The Offspring e investigador del VIH

El estadounidense Bryan Keith Holland, más conocido como ‘Dexter’ Holland, es cantante y guitarrista de The Offspring pero, también, es Doctor en Biología Molecular.

Como su apodo lo indica (referente a la caricatura Dexter’s Laboratory), Bryan demostró a temprana edad ser brillante para las ciencias, lo que lo llevó hasta la Universidad del Sur de California, donde se convirtió en Maestro.

En 1994, mientras Holland estudiaba el RNA del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) al tiempo que cursaba su Doctorado, el tercer álbum de la banda, Smash, se convirtió en un éxito, lo que llevó al Biólogo a posponer su titulación.

Más adelante, después de que The Offspring alcanzó los 40 millones de discos vendidos, ‘Dexter’ culminó su tesis y obtuvo el Doctorado en su alma mater.

Con información de TecReview | Selección, edición y notas del Colectivo Alterius


Vídeo Recomendado



Previo

Aleatoriedad e Incertidumbre

Siguiente

Una variación genética hace que las mujeres lean mejor la mente

Sin comentarios

Deja un comentario