Chicharito, el delantero de familia que romperá el récord

Lo escribí cuando Javier llegó al Madrid y hoy lo reedito con el récord que ha alcanzado.

Javier Hernández, se fue de Chivas con 15 partidos jugados, jugó en el Manchester United y en el equipo más ganador de España, el Real Madrid por 1 año de préstamo, como dijeron algunos periodistas sobre el tema: “Esta oportunidad se da una vez en la vida”. Para Javier, fue una oportunidad de una sola vez en la vida, pero su carrera es una constante oportunidad.

Javier Hernández fue presentado en el Manchester en un verano lejano, cuando sus Chivas llegaron por última vez a una liguilla como favoritos, cuando sus amadas Chivas tuvieron a su último campeón de goleo, en el Chicharito con 8 goles. Javier fue un parteaguas para la historia rojiblanca, no solo por la presentación vía internet del traspaso histórico al Manchester United sino porque sin él, Chivas se sumergió en una crisis.

Javier se fue al Manchester United a los 22 años de edad por 6 millones de euros, cifra histórica, Javier ya se fue viejo, sin embargo Ferguson, el entrenador, lo arropó como su hijo y lo puso a jugar de inmediato, anotó un gol de boca con el Chelsea en su primer título, el Community Shield. No necesitó otro padre futbolístico, tenía en su abuelo Tomás, su papá Javier, su padrino del futbol, Ramón Morales, con quien compartió cuarto. Muchos podrían decir que fue aburrido para Javier, compartir cuarto con un jugador 15 o más años mayor que él, pero ahí Chicharito aprendió de valores futbolísticos y familiares, de profesionalismo y trabajo en equipo, luego llegó su abuelo futbolístico, Ferguson, lo puso a jugar cuando podía, compitió en una de las mejores épocas del Manchester con Rooney, Berbatov, un lejano Macheda, Van Persie y los que se sumaron, sin embargo, Hernández supo que lo suyo era estar cuando le dijeran y anotar.

No necesitó otro padre futbolístico, tenía en su abuelo Tomás, su papá Javier, su padrino del futbol, Ramón Morales, con quien compartió cuarto.

Chicharito se fue a la ciudad madridista con una condición, con toda su familia, así nunca perdió el piso (Pregúntenle a Vela o Giovanni sobre pisos) Chicharito, un niño chiquiado, querido y adorado por su abuela quien no duda en ventanear que el 14 de la Selección lloró cuando la sub 17 de 2005 fue campeona, que entre Vergara y ella, un niño lloraba mares porque era su oportunidad, no dudó en decir que Javier estuvo cerca del retiro a los 19 años cuando ni el Tapatío, filial del Guadalajara daba un peso por él, su abuela no olvida las palabras que le pronunció a Javier: No te tocaba pero ya te tocará y a Chicharito le tocó y en grande.

Al lado de sus padres y sus abuelos se convirtió en el tercer delantero más efectivo en su segunda temporada detrás de Eto´o y Villa. Arrancó como titular una final de Champions, incluso el dio la patada inicial para Rooney, la final la perdería contra el Barcelona de Guardiola, no te tocaba Javier. Luego México fue campeón olímpico, lo quisieron llamar y su equipo no lo dejó, en su lugar fue Peralta quien se construyó como héroe nacional, no te tocaba Javier. Luego la lamentosa eliminatoria para 2014, Chicharito falló en el Azteca como nunca ha fallado en su vida, lloró y fue abucheado pero siempre, como valiente dio la cara ante la prensa y volvió, nunca se ha negado a algún llamado, para el mundial 2014 como en 2010 donde anotó dos goles, fue banca, anotó otro gol y levantó sus manos al cielo, quizá pensó que si le tocaba, pero luego llegó Holanda, entró de cambio, no generó mucho y lo único bueno que hizo fue correr y decirle a Ochoa que se tirara a la izquierda en el penal, Ochoa no lo escuchó, el penal fue a la izquierda, Chicharito tenía razón, pero no te tocaba Javier.

La oportunidad de pisar el Bernabéu, de llenar el 14 de Alonso, de meter algunos goles, de buscar la titularidad, de reivindicar su carrera, de enamorarse de la grandeza, aún más, de seguir escuchando a Ramoncito, a su padre y a sus abuelos, de ganar una liga, una copa o una Champions, de ser protagonista, pero no quedarse en el equipo, no te tocaba Javier.

_____

_____

El mejor goleador en la historia de México

Pero la Selección ha reivindicado tu carrera, la carrera del delantero más criticado, con suerte, mala técnica de México, pero que se convertirá en el mejor goleador de la Selección Nacional, así podemos aclarar, que sí te tocaba Javier. Ser el jugador ejemplar, hombre de familia, futbolista en Manchester, no haber sido llamado a la Selección sub 17 ni a la Olímpica, no haberse quedado en United y ser banca en dos mundiales, todo eso le tocaba a Javier, para ser, como lo es hoy, el mejor goleador en la historia de México.


Vídeo Recomendado



Previo

En la última década pusimos a más de 500 especies en peligro de extinción

Siguiente

Los 70 puntos del joven Booker en la NBA

Sin comentarios

Deja un comentario