Son otorgadas las primeras dos concesiones para radios de uso social indígena

Radio Jen Poj de Sta. María Tlahuitoltepec Mixe, Oaxaca. y Cholollan Radio, de San Bernardino Tlaxcalancingo-Zacatepec, Puebla, han obtenido la aprobación como Concesionarias para Uso Social Indígenas en la sesión del Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones el pasado 13 de julio.

Esto las convirtió en las primeras concesionarias de radios de uso indígenas aprobadas en la historia de la radiodifusión en México. Esta concesión les da el derecho de uso y aprovechamiento de bandas para ofrecer transmisiones de radio en el marco de las nuevas regulaciones promulgadas en 2013.

Las radios comunitarias son estaciones de corto alcance, sin fines de lucro y que responden a necesidades informativas y comunicativas de pequeñas comunidades. Muchas veces, estas radios transmiten en lenguas originarias, específicamente para la población no hispano hablante.

Las radios comunitarias tienen su base jurídica en el artículo 2 de la Constitución federal de la República; aunado que el derecho a la libertad de expresión también está fundamentado en los artículos 13 de la Convención Americana; y es recalcado por el criterio de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que precisa que “la libertad de expresión no se agota en el reconocimiento teórico del derecho a hablar o escribir, sino que comprende además, inseparablemente, el derecho a fundar o utilizar cualquier medio apropiado para difundir el pensamiento y hacerlo llegar al mayor número de destinatarios”.

Sin embargo, no todas las radios comunitarias cuentan con recursos suficientes o están de acuerdo con la legislación, por lo que continúan sus transmisiones sin las concesiones. Ante esto, las autoridades desmantelan y decomisan los equipos. En esta sesión del pleno del IFT también se resolvieron cuatro procedimientos iniciados en contra de los propietarios o poseedores de los equipos con los que se prestaba el servicio de radiodifusión en diversas poblaciones de los estados de Veracruz y Tlaxcala sin que contaran con la concesión, permiso o autorización correspondientes, y en consecuencia se declaró la pérdida a favor de la nación de los bienes y equipos empleados en la comisión de la infracción.

 

Con información de Proceso.

 

Previo

Científico mexicano es nominado al Premio Mundial del Agua

Siguiente

José Sarukhán, López Austin y García Canclini reflexionan sobre la biodiversidad

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *