¿Cómo deja a Argentina el Kirchnerismo?

América Latina está experimentando un cambio político de gran envergadura. Si bien el inicio del siglo XXI representó la entrada de gobiernos de izquierda dentro de los países más importantes del cono sur como Argentina, Chile y Brasil, la segunda mitad del presente siglo se está caracterizando por el término de estos gobiernos y la entrada de partidos más conservadores y neoliberales a la región.  El ejemplo que más ha llamado la atención últimamente ha sido la entrada de Mauricio Macri a la presidencia de la república Argentina. Si bien los actos de corrupción, la caída de la economía y la forma agresiva e impositiva de Cristina de hacer política permitieron el aumento de la popularidad del candidato opositor, vale la pena hacer un balance sobre la actual situación de Argentina para saber en que estado dejó el Kirchnerismo al país.

Los gobiernos tanto de Nestor como de Cristina se caracterizaron por fortalecer la rectoría del Estado en la vida económica y social de Argentina. El gobierno retomó sector claves de la economía para fortalecer el mercado y la demanda interna. Al mismo tiempo, el combate a la pobreza y la desigualdad por medio de políticas sociales fueron un emblema de los gobiernos Kirchneristas. Los resultados que dejaron esas políticas fueron que Argentina se convirtió en el país de la región que más redujo la pobreza en los últimos años de acuerdo con datos del Banco Interamericano de Desarrollo y de la Organización de las Naciones Unidas. Hasta 2013, el país sudamericano había sacado de la pobreza a más de 12 millones de personas y había incluido a la clase media a más de 15 millones. Según el BID, el porcentaje de personas viviendo en pobreza e indigencia en Argentina representaban el 4.1% y el 1.4% respectivamente. Los países con los niveles más bajos de pobreza después de Argentina son Chile con 7.8% y Uruguay con 4.7%.

Otro de los aciertos de los gobiernos de izquierda argentinos fue el combate a la desigualdad. Hasta 2015, Argentina es el país de América Latina que más ha logrado disminuir la desigualdad de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Argentina ocupa el quinto lugar de la región en la reducción de la desigualdad, ubicándose por arriba de países como México, Chile, Uruguay y Brasil. Las principales causas de la disminución de la desigualdad han sido el incremento del salario y el acceso universal de la educación desde los estudios básicos hasta la educación superior. Además de contribuir al bienestar social de su población, el gobierno argentino de los últimos años logró un crecimiento sostenido de la economía. En 2006, la economía argentina crecía en un 8.4% según datos del Banco Mundial. Para 2011, el PIB de esta nación llegó a crecer a más del 9.5%.

No todo fue felicidad y éxito durante los gobiernos Kirchneristas, especialmente durante el mandato de Cristina. A pesar de los altos niveles de crecimiento económico en el país sudamericano, durante los últimos años la economía de este país ha experimentado una caída muy fuerte en su crecimiento. Hasta el año pasado, Argentina creció por debajo del promedio mundial con solamente un 0.5%. Por otra parte, la constante intervención del Estado en la economía y el continuo incremento del salario de los trabajadores ha generado niveles altos de inflación en el país. En el presente año, el aumento de los precios en los productos fue de 14.3%. Si comparamos que México tiene una inflación menor al 5%, el país sudamericano cuenta con altos precios en los productos y servicios, afectando la capacidad de compra de los ciudadanos.

Otro de los grandes problemas que afronto el Kirchnerismo fueron la corrupción y la impunidad. De acuerdo con Transparencia Internacional, Argentina es uno de los países más corruptos de toda América Latina. Esta corrupción se ha logrado mantener en el gobierno gracias a la impunidad. Poe ejemplo, los famosos casos de corrupción del ex-vicepresidente Amado Boudou quien fue acusado de corrupción y quien nunca fue castigado por sus hechos. Otro caso importante que mostró la impunidad durante los gobiernos de izquierda fue el asesinato el abogado Alberto Nisman, quien después de culpar a la presidenta de estar involucrada en actos terroristas, fue encontrado con un disparo en la cabeza en su departamento. Hasta la fecha no se ha encontrado a ningún culpable o sospechoso.

El nuevo Presidente argentino, Mauricio Macri, tiene grandes retos en su administración. Lograr mantener los bajos niveles de pobreza y desigualdad pero con estabilidad macroeconómica es uno de los retos más importantes que tendrá su gobierno. Al mismo tiempo, el establecimiento de un estado de Derecho que permita la aplicación irrestricta de la ley, será el camino por el cual el nuevo gobierno argentino deberá seguir para poder diferenciarse de los gobiernos pasados y así materializar el deseo de millones de argentinos que depositaron su confianza en un nuevo gobierno que prometió un país mejor y una administración diferente.


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

Duarte es acusado de intentar sobornar a periódico en Veracruz para boicotear a los Yunes

Siguiente

Jueves de plumas ligeras

Sin comentarios

Deja un comentario